Gente |

Perro fastidiado de que lo saquen solo al frente aprende a usar el baño

La mañana de hoy la familia Velazco fue tomada por sorpresa al ver que su perro Rocket, un poodle de 8 años, había hecho pipí en el baño de visitas de la casa. Al entrevistar a la mascota, este nos confesó que estaba cansado de solo pasear por el frente de la casa y “para eso, prefiero hacer aquí”. El perro agregó que la falta de niños a quien ladrar fue otra de las razones de la decisión.

El coronavirus ha obligado a que la mayoría de los países tengan una cuarentena obligatoria. De esta manera los dueños de animales se han visto restringidos en cuanto a dónde pueden pasear a sus mascotas. Tanto así que Rocket, mascota de los Velazco, se fastidió tanto de solo recorrer los pocos metros frente a su casa, que aprendió a usar el baño de los humanos. «Antes estaba muy pero muy contento de que mis dueños siempre estuvieran en la casa, prestándome atención, haciéndome cariñitos, jugando conmigo para procrastinar su trabajo. Pero ya esto es una falta de respeto. ¡Yo quiero salir a que me paseen, a correr, a olerle los culitos a otros perros! No esa simulación que me hacen frente a la calle de la casa ¿Por quién me toman? Si solo me van a sacar a caminar 5 metros para hacer pipí, para eso mejor ni salgo. Por eso aprendí a montarme en esa extraña silla de porcelana donde a veces los humanos pasar horas viendo sus pantallas, y al ver que ellos no tomaban esa agua, asumí que eso es donde defecan. Un poco incómodo si te soy honesto, es mejor hacerlo en cualquier parte de la calle. Eso sí, el baño es bastante divertido de usar, aunque las primeras veces me caí hacia adentro y me di un baño. Que tampoco me quejo. Dicen que no se le pueden enseñar trucos nuevos a perros viejos, pero todos tenemos nuestros límites», nos dijo Rocket antes de distraerse con el sonido de una sirena.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.