Destacada Política |

Para dar el ejemplo, políticos donan sus órganos y hacen criatura supercorrupta

Hoy entró en vigencia el Sistema Nacional de Información sobre Donación y Trasplante. Para dar el ejemplo y ayudar a difundir las maravillas de este sistema —que convierte automáticamente a todos los venezolanos en donantes de órganos— integrantes de distintos partidos políticos han donado partes de sus cuerpos. Inesperadamente, los órganos se unieron en los laboratorios de la Universidad Central de Venezuela y se conviertieron en una criatura súpercorrupta.

La doctora Isabel Andrade, profesora de la escuela Luis Razetti de la UCV, fue la encargada de notificar la existencia de a la criatura. “Los políticos donaron todos juntos sus órganos y los dejaron a las afueras del laboratorio. Yo no sé si fue el calor o algo, pero los miembros empezaron a unirse y dieron vida a una criatura extraña propensa a la corrupción que llamamos Mesa Limpia 2012. Entre otras cosas, el monstruo estaba formado por el hígado de Jaua y Soto Rojas, la boca de María Corina, la ceja de Julio Borges, la papada de Juan Barreto, los riñones de Henry Falcón y Leopoldo López, el pelo de Iris Varela y los ovarios de María Cristina Iglesias; ahora, la pequeña criatura empezó a morir a los pocos minutos, pero nuestros científicos se empezaron a creer Dios y comenzaron a insistir en regresarle la vida” manifestó la doctora Andrade, visiblemente consternada.

“Comenzaron a buscar un tomacorriente para darle un chispazo de vida; pero justo en ese momento un cheque de Bs.10.000 cayó encima de la criatura y bueno… ¿qué te puedo decir? El Mesa Limpia 2012 se convirtió en una masa amorfa, irreconocible y recobró la vida: rompió las correas que lo ataban a la camilla de operaciones, hirió a varios de los miembros del equipo, me sacó otros 100 bolívares del monedero de la cartera y rompió la pared del quirófano. Hemos recibido reportes de que lo han visto en Cajas de Ahorro, en Concejos Municipales, en Ministerios, en Notarías; abriendo gavetas y cajas fuertes, y pidiéndole comisiones a todo el mundo. ¡Es un horror! Hasta descubrió nuevas formas de corrupción nunca antes vista. Incluso abrió su propio partido político: Órganos Por el Billete (OPB) y ya ha robado como ningún otro partido en la historia, que es bastante decir. Sin embargo, queremos hacer un llamado a la ciudadanía: el Mesa Limpia 2012 no es peligroso. Si lo avista, láncele un billete arrugado, el de mayor denominación que tenga, y retírese poco a poco, sin darle la espalda ni hacerlo sentir amenazado” afirmó Andrade, mientras pedía a los contralores de todo el país ponerse a resguardo.

Autoridades de la Fuerza Armada se pronunciaron de inmediato, ante los llamados de la población, que exigen una intervención firme y enérgica del Ejército: “Queremos hacerle saber a los venezolanos y venezolanas que ante este ejemplar supercorrupto, la Fuerza Armada actuará como siempre ha actuado: haciéndonos los locos y pidiendo nuestra respectiva comisión, para salvaguardar los intereses de la Patria. Sabemos que este monstruos está haciendo estragos en las finanzas públicas, pero bueno, está formado con partes de compatriotas, no podemos apuntar nuestras armas contra él” afirmó el almirante Diego Molero Bellavia, ministro de la Defensa. “Más bien vamos a investigar el asunto con calma: si es tan corrupto como dicen, a lo mejor terminamos enlistándolo, nombrándolo General de División honorario o algo así”.

Enviamos de inmediato a nuestro pasante subpagado a la Gerencia de Finanzas Paralelas y No Controladas de PDVSA, adonde supimos que se encontraba el Mesa Limpia 2012, para tratar de hablar con él. Sin embargo, es poco lo que pudimos entender: “jhgaj hggjcuántohaypaesoah kjagog pónganmed ondehaigajkhg agfgkagryutqtesotecuestaunosm illoncitosjhoga uijnljignnjbioyonotraba josololbjhk afgvakkjglogdamepalosfrescosñjhHIgftafyuu efaltou nsellofiscaljhfyuafygcatigaivboiuhanome deslaplataaquihazmeunmontoncito ydejalocaeralsueloajkhia9088yh uijbuayoblgahjkha” fueron sus declaraciones, mientras agarraba por un pie a nuestro pasante y le sacaba de los bolsillos el dinero del café.

cargando...