Destacada Medios |

Maduro ingresa a Globovisión con ametralladora y acaba con el canal de una vez

Maduro_ametralladora

El vicepresidente Nicolás Maduro, cansado de que el gobierno haya intentado hacer todo lo posible para cerrar Globovisión, ingresó a la sede del canal armado con una ametralladora y acabó con todo el personal de esa estación de una vez por todas.

Evidentemente emocionado, Maduro comentó cómo realizó la masacre: “Ay, ya, vamos a sincerarnos: así era mucho más fácil. Teníamos años inventando qué hacer con ese canal de mierda. Que si multarlo, que si quebrarlo, que si infiltrarle gente que ‘saltó’ la talanquera, que si no incluirlo en la televisión digital… ¡bah! Hay problemas que requieren embraguetarse, lo mejor fue cortar por lo sano y matar a tútirimundi. Me metí en mi personaje, McDuro: me quité la camisa roja y me quedé con mi franela de ojos de Chávez; me pinté líneas negras bajo los ojos, me amarré una bandana en la cabeza, me metí con mi ametralladora rusa de oro, y acabé con cada uno de los que estaban ahí. Guachimanes, pasantes, chivos, camarógrafos, anclas. Luego llamé a los amigos constructores de Rusia que me prestaron una grúa demoledora y destruí la casa. No saben el placer que sentí, una tranquilidad impresionante” afirmó el vicepresidente, mientras se enjabonaba para quitarse la sangre de las manos y así poder revisar su teléfono, para ver si Chávez le había mandado a decir algo nuevo por twitter.

Matilde Sosa, habitante de El Cafetal, Caracas y fanática acérrima de Globovisión, expresó su sorpresa tras el cierre total del canal de La Florida. “¡Pero que horror! ¿Ahora cómo vamos a hacer para odiar a Chávez? Ya solo nos quedaba un canal y vienen y me lo destruyen. ¿Ahora qué pondrán en las panaderías del este de Caracas? De verdad no puedo, me contaron que los mataron a todos, pobre gente. ¿Qué? ¿También mataron a la Carla Angola? Ah… ¿sí?… que… horror” comentó la señora Matilde, a quien se le esbozó una leve sonrisa.

link_directivos_globovisión_sospechas

cargando...