Destacada Gente |

Madre triste por hija que hace post grado en vez de ser Miss Venezuela

mama

La señora Gladys Gutiérrez, madre de Mariana, una joven de 23 años, confesó sentirse totalmente devastada al enterarse que su hija hará un postgrado en medicina, en lugar de perseguir el sueño que siempre tuvo la señora Gladys para ella: ser candidata al Miss Venezuela.

“Desde que tuve a mi Mariana, siempre quise que fuera Miss Venezuela. Apenas empezó a caminar, por allá a los 11 meses, la enseñé a caminar con tacones, como toda una reina, tan bella mi gorda; la enseñé a vestirse y a peinarse como una dama, a conformar el estómago con atún, piña y ricotta y le pagamos las tetas a los 16 años; haciendo un esfuercito, claro, porque uno te es humilde. Incluso hasta la enseñé a responder “que se acabe el hambre, la pobreza y que haya paz en el mundo” a cualquier pregunta que le hacían. Pero la malagradecida esa quiso fue contrariarme. Ya hace unos añitos me lo asomó, cuando quiso ir a la universidad. ¿Tú has visto esa vaina? ¡Mira, no le volteé la cara porque mi diosito es muy grande, y porque ya le habíamos pagado la ortodoncia! Pero bueno, esa vez me hice la loca y la dejé, porque yo sé que el señor Osmel cuando anda fallito de muchachas va a las universidades a completar el cupo. Pero ahora, me dice que quiere hacer un postgrado ¡¿Un postgrado?! Que no sea güevona, además, ya tiene 23 años, ya no es una bebé. Yo la senté y le dije: ‘Marianita, piénsalo bien. Mira que de aquí en adelante se caen las tetas, se ponen feas las rodillas, todo ese pellejo se te viene pa’ abajo y si no aprovechas ahorita, nunca podrás ser una Miss. Además, ¿qué vas a ganar metida en un hospital todo el día? ¡Ahí no vas a levantar millonarios, chica!’. Pero la ingrata esa es más terca que una mula, me dijo que no. ¿Ahora qué se supone que le voy a decir a la familia? ¿Que mi Marianita va a ser doctora? Pffff… ¡Me hierve la sangre! ¡Más me vale haber parido una palangana, chico, o algo que sirviera pa’ algo!” exclamó indignada Gladys, quien espera ahora que su hijo Jesusito no vaya a salirle con que quiere ser arquitecto en vez de grandeliga.

La señora Gutiérrez también lamentó que Zoraida, la hija de su vecina Marisela, tampoco podrá ser Miss Venezuela. “Ay no, qué dolor. La pobre Zoraidita le vino a nacer feíta, chico, que Dios me perdone. Además le falta un bracito. ¡Ay, no, mi amor! Así la pobre nunca va a poder ser Miss Venezuela. ¡Qué tragedia! Bueno, lo de no poder ser Miss; lo del bracito se lo buscó Marisela por echarse palos mientras estaba embarazada, la zorra esa”.

link_venevision_estrena_novela

cargando...