Destacada Nacionales |

Crónica: El Chigüire Bipolar se colea en la boda de Nicolás Maduro

Boda

El Presidente de la República, Nicolás Maduro, se casó el día lunes con su pareja, Cilia Flores, en una ceremonia privada y oficiada por el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez. El evento estuvo rodeado de hermetismo, pero gracias a una llamada anónima y al pasante subpagado, conseguimos información de la misteriosa boda.

A las 2 de la madrugada, una llamada anónima interrumpió el silencio que habitualmente a esa hora flota en la oficina de El Chigüire Bipolar. Adormilado, nuestro pasante subpagado le puso pausa a su video de Youjizz y atendió; del otro lado, una voz ronca le anunció lo que probablemente sería la noticia más importante del año: el Presidente Maduro y su pareja, la Primera Coñacera Cilia Flores, formalizarían su matrimonio en la mañana del lunes 15 de julio. De acuerdo a nuestro informante, lo intempestivo de la fecha responde a un deseo de la pareja: la fecha coincide con la quincena, lo que se podría traducirse en mejores cheques de regalo.
De inmediato nuestro pasante le puso la mano encima a un disfraz de gordo que tenemos en la oficina para estas ocasiones. A las 8 AM, haciéndose pasar por un empresario oficialista genérico, nuestro pasante se encontraba en el registro del municipio Libertador, el misterioso lugar adonde, según nuestro infiltrado, se efectuaría la ceremonia. El acceso le fue permitido a nuestro enviado, luego de que los guardias notaran la enorme talla de su pantalón.

Un ambiente sumamente tranquilo invadía la sala. Algunos dirían que incluso era aburrido; pero al ser ese el segundo apellido de Nicolás Maduro, era de esperarse. A las 9 de la mañana entró el alcalde Jorge Rodríguez, quién se quitó la sotana cuando una sobrina le dijo que eso no era necesario para casarlos por civil. Cilia agradeció a los presentes y a los organizadores de su boda, quienes eran, casualmente, todos miembros de su familia. Luego Maduro procedió a dar sus palabras. Fueron 4 largas horas de divagaciones, menciones a Chávez e imprecisiones históricas, pero eso no evitó que su nueva esposa emitiera algunas lágrimas. No sabemos si fueron causadas por el discurso o por la mala pronunciación de su ahora cónyuge.

Afuera del registro, 4 jets estacionados en medio de la calle esperaban a los presentes para llevarlos al lugar de la recepción. Luego de serles decomisados los celulares y cámaras fotográficas, un grupo de edecanes les dieron la bienvenida a bordo. Después de un breve vuelo de 30 minutos, las aeronaves depositaron a los invitados en las blanquísimas arenas de la isla de la Orchila. La emoción aumentaba a medida que los invitados se acercaban al sitio del ágape, el Salón de Fiestas “Líder Interplanetario Comandante Supremo, Máximo e Interestelar Hugo Chávez”, adonde los esperaba un hermoso despliegue de música en vivo —a cargo de Chino y Nacho, dirigidos por Gustavo Dudamel. Pero esto no sería todo: los presentes comentaban, maravillados, la fina decoración del lugar, adonde destacaban los centros de mesa hechos de rollos de papel higiénico tallados en hielo, los pasapalos de huevos de codorniz con caviar, con foie gras y con minilumpias, una fuente italiana con la estatua de un niñito orinando champaña Moët y una mesa de finos quesos con una fuente de salsa rosada.

Durante todo el resto de la tarde siguieron llegando los invitados, bien sea en el puente aéreo hecho con los aviones de PDVSA o en sus propios yates privados. Diosdado Cabello, muy confundido por la inflación, le regaló a la pareja un cheque de tres billones de dólares, no sin antes comentarle aparte al presidente Maduro que esas cosas siempre lo ponían a dudar y que si le parecía poquito, que podía decírselo con toda confianza. José Vicente Rangel llevó un ser humano disecado muy parecido a Makled como regalo y la periodista Vanessa Davies le regaló a la flamante pareja una guaratara barnizada con una carita feliz. Se rumoreó en los pasillos que el ex presentador de televisión Mario Silva intentó entrar a la boda, pero fue descubierto mientras intentaba pasar dentro de la ropa del político Juan Barreto.

La jornada terminó de transcurrir en un acogedor y humilde ambiente, en el cual los presentes brindaron toda la noche con espumosas bebidas por la felicidad y salud de la pareja y por el triunfo del socialismo.

link_para_superar_despecho

cargando...