Nacionales |

Tras huida de transnacionales, Abasto “Mi Querencia” se convierte en compañía más grande del país

De acuerdo a la revista Forbes de abril del 2012, la reciente salida del país de Mattel Venezuela, que se suma a la huida de otras transnacionales en los últimos 13 años, convirtieron al abasto “Mi Querencia”, ubicado en San Casimiro, Estado Aragua, en la compañía más grande del país.

Gertrudis Flores, dueña del abasto, explicó la emoción que sintió al enterarse de esta gran noticia. “¡Ay, mijo, qué maravilla, qué vaina tan güena! ¡Yo sabía que mi abastico me llevaría lejos! Porque mira que somos como 4 personas las que trabajamos acá, pero le ponemos un mundo. Yo en la caja, Ramoncito caleteando guacales, Sonia en la charcutería y el Chino en las verduras; somos casi la Procter&Gamble, que nos iban ganando por 1.570 empleados hasta que se fueron a Panamá. Acá estamos, fuertes, creyendo en Venezuela, de aquí no nos vamos. Pero aquí entre nos, lo que pasa es que yo me hago la loca con lo del pago del IVA, ni impuestos, ni Seguro Social ni me rijo por la ley de precios, porque sino imagínate… ¡me hubiera ido a Cúcuta hacen años ya, chico!” aseguró la señora Flores, mientras aseguraba que a sus empleados que eso de las prestaciones y el seguro médico es un invento de las series de Hollywood.

Raúl Fuenmayor, economista del diario El Mundo, expresó que ya resulta extraño ver empresas tan grandes como la de la señora Gertrudis en el país. “Sí, recuerdo el Abasto ‘Mi Querencia’, una maravilla de empresa. Una vez iba rumbo a Calabozo y me paré ahí a comprar unos frescos y un repelente para la plaga, y me quedé loco con las instalaciones. Casi casi un emporio, se les nota la visión de futuro a esa gente. Reconforta saber que existen emprendedores en el país, bien merecido tienen su reconocimiento. Hay reportes que dan cuenta de un kiosko en Pampatar, estado Nueva Esparta, que emplea a 6 personas; pero eso no entra en las cifras oficiales porque 4 de ellos son los hijos de la señora que atiende en las mañanas, que no van al colegio y no tiene dónde dejarlos” finalizó el economista, momentos antes de enterarse que la Librería “Familia Flores” en Los Teques había llegado a su empleado número 3, amenazando la solidez del oligopolio de la señora Gertrudis. Nuestras felicitaciones desde El Chigüire Bipolar.

cargando...