Destacada Política |

Gobierno de Calle cae en un hueco y se le rompe un amortiguador

Calle

La mañana de hoy fue muy accidentada para el primer mandatario de la República, Nicolás Maduro, cuando no pudiera llegar a la ciudad de Barinas, como tenía previsto. ¿La razón? El Gobierno de Calle que él preside cayó en un hueco y se le rompió un amortiguador.

“Lamentamos anunciar desde acá, una hermosa cuneta situada en el estado Guacara, que no podremos llegar a la ciudad de Barinas, a un encuentro que íbamos a tener con las comunidades organizadas para resolver sus necesidades de dignidad patria y papel tualé, que era nuestro plan original. Lo que pasó es que el Gobierno de Calle iba por la autopista, por esas bellas vías que Chávez nos dejó la tarea de terminar luego de 14 años, y de repente se nos atravesó un perro callejero, seguramente infiltrado por la CIA. Por evitar un conflicto diplomático, intentamos esquivarlo y caímos en un hueco. El Gobierno de Calle ahora está en el mecánico, un taller llamado “Mecánica Automotriz Ciudad Alianza”, y aquí me dicen que se le rompió un amortiguador. El problema es que el señor del taller me dice que no hay repuestos por problemas con los dólares, que tienen como 5 meses sin ver un amortiguador nuevo y que a menos que quiera esperar unos dos meses, me pueden resolver esto con un amortiguador de chivera. ¡Jesse! ¿Quién es el que suelta los dólares en esta vaina? Denle dólares al mecánico, no podemos dejar al Gobierno de Calle tanto tiempo en el taller, sino después me lo desvalijan. Y mucho menos andar rodando por ahí con un repuesto chimbo” comentó Nicolás Maduro en una cadena editada para poder eliminar las partes donde confunde a sus ministros por unas piedras y otros objetos inanimados.

El Primer Mandatario prometió reanudar el Gobierno de Calle apenas resuelva el problema del amortiguador, aunque sospecha que podrían aparecer nuevas complicaciones como botes de aceite, problemas de radiador, fallas en la correa de tiempo, ministros inútiles y un colapso económico. “El mecánico me dice que salimos baratos, porque afortunadamente no se reventó el caucho, no se dobló el rin ni se perdieron los tripoides. Benditos tripoides, los hemos tenido que cambiar un montón de veces en lo que va de año. Pero bueno, dice que hemos podido voltearnos y salirnos de la carretera. Gracias a Dios no pasó nada, el Imperio no logrará detener nuestro avance; aquí estaremos, gobernando desde la cuneta, llevándole solución al pueblo desde este gamelotero. Ya firmé un decreto donde mudamos la capital de la república a este paraje. Porque nada ni nadie nos va a detener. Venceremos” afirmó Maduro, mientras iba caminando a una bomba para ver si se expropiaba unos pistachos y un Gatorade de mandarina.

link_gobierno_libra_de_inseguridad

cargando...