Destacada Internacionales |

Presidentes del ALBA le piden a Chávez que deje unos cheques firmados porsia

Un grupo de presidentes del ALBA, que inútilmente trataron de mantener sus nombres en reserva ya que todo el mundo sabe quiénes son, se manifestaron hoy luego de una reunión de emergencia para pedirle a su colega venezolano que deje unos cheques firmados, “porsia”, como ellos mismos dijeron.

Uno de ellos, que trató inútilmente de esconder su marcado acento boliviano tras un antifaz del Zorro, dijo que naturalmente esperan que el primer mandatario venezolano salga bien librado de la enfermedad que lo aqueja. Sin embargo, recalcó la necesidad de ser prevenidos. “Oiga, Hugo, yo creo que sería conveniente, ¿conveniente es que se dice, no?, que usted nos dejara unos chequecitos en blanco por ahí, ya firmados. ‘Porsia’, como usted mismo nos ha enseñado que se dice allá en Venezuela. Es que después pasa el señor del periódico a cobrar y uno no tiene como pagarle, ¿ves? Y a mi me da penita tener que sacar el monedero y ponerme a contar moneditas, hace que uno se sienta como poca cosa. Usted sabe, patroncito, después tiene que salir uno a andar expropiando empresas y esas cosas que no se nos dan tan bien por allá como a usted por aquí. Ande, unos chequecitos, no sea malo, Hugo. Ah, y cúrese, claro. Eso sería mejor todavía, claro” afirmó el primer mandatario de esa nación, que sospechamos sea Bolivia a juzgar por el poncho que sobresalía debajo de su camisa.

“Mire, mi hermano, mi sangre, compatriota: eso sería un detalle apreciable, que demostraría que de verdad Venezuela se preocupa por el futuro del ALBA” dijo otro de los primeros mandatarios, que trató de disimular su avanzada edad con una máscara de King Kong. “Asere: si se van a poner a raspar la olla, no se olvide de sus pueblos hermanos. Recuerde todas las veces que lo hemos alojado por acá. No, no es que se lo esté cobrando; pero si se va a poner a repartir cheques, no deje morir al bravo pueblo de Martí. Demuestre que le importa. Claro, si prefiere curarse, pues bienvenido sea. Pero nunca está de más dejar todo preparado para la eventualidad” afirmó el presidente de lo que parece ser la isla de Cuba, segundos antes de mandar a fusilar a un periodista que se atrevió a insinuar que un trágico desenlace de la enfermedad presidencial podría representar una caída de más del 98% del PIB cubano.

cargando...