Breves Gente |

Prepago ofendida niega haber sido miss

“¿Tú fuiste miss?” La inocente pregunta de un cliente embelesado con su belleza le causó a Sasha, profesional de los servicios sexuales, un ataque de indignación que arrojó como saldo dos personas heridas, 3 sillas rotas y varios cientos de miles de bolívares en daños materiales.

“Sasha”, quien obviamente no se llama así, pero nos pidió que protegiéramos su identidad porque su papá siempre dijo que se moriría si descubre que su hija es prostituta o miembro de un Consejo Comunal, explicó que se indignó con la comparación y que sencillamente perdió las perspectivas: “no puede ser posibles que ahora todas las que prestan un servicio sexual sean o hayan sido misses. ¡No señor! ¿Qué vaina es, pues? Una se te me viste provocativa sin miedo al que dirán, viaja a Los Roques o a Miami sin justificación, se la pasa montada en lancha o en yate y lo más importante, como la comida que me da la gana para que ahora vengan esas muchachitas con su carita de que no rompen un plato a manchar el prestigio de mi profesión, que bastante más antigua que la de ellas es. Y más digna. Es que en serio me molesté, y bueno, empecé a lanzar ceniceros y a volar sillas, y bueno, le partí el tabique a aquel señor que estaba sentado en aquella mesa y le fracturé con una patada dos costillas al becerro ese. Pero bien bueno, no me arrepiento. Yo sí me doy mi puesto, una no te me es una cualquiera como esas misses que bien chabacanas te son. Yo no ando fingiendo sonrisas en un acto benéfico para que me estén llamando miss. ¡Exijo respeto!” sentenció Sasha, minutos antes de trancarle el teléfono a un cliente que le preguntó si prestaba servicio en traje típico.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.