Nacionales |

Clip encontrado en el piso de SIDOR duplica producción durante el último trimestre

sidor

Esta mañana la señora Gladys, encargada de la limpieza en la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR), duplicó inadvertidamente la producción de acero de dicha empresa durante el último trimestre, al encontrarse un clip en el piso mientras barría.

“en lo que esa gente vio que era un clip se volvió como loca, hicieron tremendo alboroto”

–señora Gladys

“¡Ay mijo, yo te voy a ser sincera! Yo no entendí nada; simplemente estaba barriendo, como todos los días y de repente me consigo el fulano clip este y pregunté: ‘¿A alguien se le perdió este clipcito?’ como siempre hago cada vez que me consigo algo en el piso porque eso si te tengo yo: soy honrada. Pero en lo que esa gente vio que era un clip se volvió como loca, hicieron tremendo alboroto, me imagino que debe ser por la vagancia que tienen. Salió el jefe diciendo ‘ese clip duplica nuestra producción de los últimos tres meses, ¡viva Chávez!’, y todos querían tocar el fulano cosito ese, retratarse con él. Empezaron a bailar, sacaron botellas de champán, trajeron a un mariachi y hasta me cargaron —entre varios, porque yo peso— mientras coreaban mi nombre. Me sentí bien. Aquello fue un fiestón. Me nombraron dizque empleada del mes, supuestamente el viernes me dan una placa, aunque yo preferiría si me salvaran con un jaboncito o unos pañales pa’ la nieta” finalizó la señora Gladys, mientras veía al gerente meterse el clip en el bolsillo.

Por su parte el secretario del Sindicato Único de SIDOR, Leonardo Azócar, quien aún se encontraba mojado de cerveza por la celebración nos pudo contar a qué se debía tanta emoción. “¡Eso es mágico! Sólo eso puedo decir. La empresa está paralizada en más de un 90% desde hace meses, lo único que hemos hecho es jugar dominó, truco y hasta terminamos una partida de Monopolio y de repente así, de la nada, por un golpe de suerte, ¡pfffff! Duplicamos todo el acero que habíamos hecho en tres meses gracias a ese clip. De verdad es un sueño. ¡Un sueño!” afirmó Azócar, segundos antes de acostarse a dormir la rasca en su escritorio.

 

cargando...