Nacionales |

Después de acusar al CNE por fraude, Mario Silva es adoptado por doñas del Cafetal

Luego de acusar al Consejo Nacional Electoral (CNE) de tramposo, tracalero y cómplice de un fraude, Mario Silva se ganó el corazón de un grupo de señoras de  la urbanización El Cafetal de Caracas, quienes incluso lo invitaron hoy en la mañana a tomar café para anunciarle que iban a adoptarlo.

“Después de mucho tiempo odiándote, nos da mucho placer ver que por fin abriste los ojos. ¿Verdad que se siente terrible amanecer con esa sensación que el CNE es un nido de ratas, que te robaron y te estafaron? ¿Verdad que cuando ves a esos rectores serviles trampear los números, burlarse de la voluntad del pueblo, te hierve la sangre? ¿Quieres otra caracola? ¿Otro café? ¡Pídelos, Mario de mi corazón, que yo te los pago!” Cariñosamente, la señora Magaly Mondolfi, amiga de la señora María Alejandra López y furibunda antichavista, le dio la cordial bienvenida a Mario Silva, para luego soltarle la noticia de inmediato: “Mira Mario, no sé como decírtelo, así que lo diré sin darle muchas vueltas al asunto. Nosotras sabemos que has sufrido mucho, que has pelado bola parejo. Pero por haber hablado mal del CNE, te ganaste todo nuestro cariño y nuestra aprecio. Por eso te vamos a traer a vivir con nosotros. ¿Qué te parece? ¡Vas a tener tu cuarto y todo, para tí solito! ¡Incluso puedes salir de noche y hacer tu Hojillita, puedes traer a Amorín a jugar en las tardes, lo que quieras. Nosotros no queremos interferir en tu desarrollo” le dijo la señora Mondolfi, bañada en lágrimas, mientras todas sus amigas aplaudían y decían “Awwww” conmovidas.

Pudimos conversar con Mario Silva, quien reconoció que la vida le ha cambiado mucho después de haber aceptado la amable oferta de las señoras. “No ha sido fácil, maricón sifrinito de mierda. La señora Mondolfi me adoptó como hijo y dijo que me iba a civilizar, pero me resultaba un peo vivir en ese apartamento de mierda todo el tiempo, porque la vieja de mierda esa era terriblemente escuálida y hablaba así toda estiradota, así que a las siete horas yo ya no lo pude aguantar más, volví a ponerme mi ropa roja vieja, saqué mi caleta de la gaveta de las medias, salí y me sentí libre y contento. Jorge Amorín me fue a buscar y dijo que íbamos a regresar a la Hojilla, así que volví” afirmó Mario Silva, mientras amenazaba con hacer un programa esta noche que sacudiría los cimientos de las cloacas mediáticas escuálidas. “En el ratico ese que estuve con la vieja esa, me enseñó a sumar y restar. Así que jódanse escuálidos de mierda, llegué apenas hasta la tabla del 5 pero eso es suficiente, ya descubriré cómo fue que nos tracalearon con la complicidad del CNE maldito ese”.

cargando...