Destacada Nacionales |

Venezuela sí olvida: 9 años procrastinando la reparación de nuestras Torres Gemelas

Nuevo

El próximo 17 de octubre, se cumple un nuevo aniversario, el noveno, de la tragedia que sacudió a la ciudad de Caracas: el incendio de la Torre Este de Parque Central. Sin embargo, nadie recuerda hoy esto. Nadie, salvo las víctimas que aún recuerdan el dolor de la pérdida de los registros de sus carros, de sus papeles personales, y demás documentos oficiales.

Hace ya 9 años, los venezolanos observaron en sus pantallas de televisión como el voraz incendio arrasó con casi un tercio de este edificio, uno de los más altos de Latinoamérica. La falta de mantenimiento de las instalaciones, propiedad del Centro Simón Bolívar, propició que el incendio fuese peor de lo que debió ser. Al incidente se le sumó la falta de agua que existía en la ciudad en el momento, la cual saboteó el trabajo de los Bomberos, quienes pasaron horas intentando apagar el fuego soplando en dirección a las llamas y pidiendo deseos de cumpleaños. Las llamas tardaron mucho en apagarse; pero hoy, 9 años después, las memorias de este episodio si están completamente extinguidas.

La destrucción de una de las Torres Gemelas de Parque Central ha sido catalogada como la peor tragedia causada por el déficit de atención de los gobernantes venezolanos.

Cientos de visitantes

Normalmente, miles de ciudadanos organizarían una vigilia para conmemorar la tragedia en una plaza pública, si no estuvieran tan ocupados lidiando con problemas como el desempleo, la inseguridad o la inflación. En el acto conmemorativo que no sucederá, harían un minuto de silencio porque aún el edificio no ha sido habilitado a pesar de las promesas de los gobernantes. Dicho momento sería interrumpido por malandros que llegarían a llevarse los celulares de los presentes y los globos de los deseos que habrían llevado para lanzarlos al cielo porque son bonitos.

Secuelas preocupantes

Quienes trabajaban en la zona hoy padecen de soberana arrechera porque perdieron sus oficinas completamente. Año tras año las autoridades han ofrecido la promesa de que “en 12 meses sí la abrimos de verdad, o mejor lo hacemos después de las próximas elecciones”.

Una promesa más para El Guaire

El compromiso de restablecer el funcionamiento de la edificación, se fue al mismo lugar al que se fue la promesa de recuperar El Guaire, o la de eliminar la pobreza, o la de sacar a los niños de la calle, o la de… ya, bueno, son muchas. Y si nos ponemos a enumerar las promesas no cumplidas, el hosting de la página web se nos llena, y nos lo aumentan. (La verdad es que son tantas que a nosotros también se nos han olvidado)

relacionada11

cargando...