Destacada destacadas home Nacionales |

Tráfico de Caracas permite a retratistas informales trabajar con tranquilidad

En medio de un aluvión de noticias malas, surgen breves notas que sacan sonrisas a todos los amantes de las artes que habitan el país. El tráfico caraqueño finalmente alcanzó un punto en el cuál los retratistas informales pueden ejercer su oficio con total tranquilidad.

Salimos a la calle que se encuentra frente a la oficina, donde se desarrolla una cola infernal, para obtener declaraciones de distintos artistas urbanos. Manuel Ochoa, dibujante egresado de la Escuela Cristóbal Rojas, comentó el buen momento que viven los artistas del país: “Es increíble el empleo que ha generado la cola, le decimos así, la cola, a secas, antes uno hablaba de la cola de la Fajardo, o de la cola de la Cota Mil, ahora es La Cola, es un ente que solo promueve la cultura, hoy hice un retrato de un bebé y su madre, ambos iban en un Ford Fiesta, me dio chance de terminarlo e ir juntos al banco a cobrar un cheque porque la señora se había quedado sin efectivo, estoy pensando en conseguir un punto de venta”.

Decidimos dirigirnos hasta la Francisco Fajardo, donde conversamos con el llamado “Nuevo Ateneo”, comunidad de artistas que se han mudado desde la Plaza de los Museos hasta la Esfera de Soto. “Acá el arte es la vida, hay escultores, pintores, orfebres. La semana pasada la cola estuvo tan radical que mi hermano escultor, Orlando Azuaje, pudo hacer una escultura conceptual de una Explorer y su familia, tardo 5 días, pero la familia estuvo tranquila, junto a la salida de La Carlota. Los más beneficiados son los retratistas, quienes pueden trabajar con relajación total, a veces un retratista no termina el retrato y le da chance de ir a dormir y cuando regresa la persona retratada todavía está ahí, en la cola” afirmó Azuaje.

cargando...