Destacada Sucesos |

Futuro cadáver que ingresará a la morgue de Bello Monte pide guayoyo doble

Cafe

Antonio Gutiérrez, un futuro cadáver de 31 años que ingresará a la morgue de Bello Monte en un tiempo no determinado, pidió un guayouo doble en su panadería de costumbre.

El futuro cadáver que ingresará a la morgue luego de ser impactado por tres balas, se despertó la mañana de hoy igual que siempre. Desayunó una arepa junto a su familia, se despidió de ellos, tomó su cartera, llaves y teléfono celular para salir a su trabajo. En el camino, se consiguió un amigo, hablaron unos minutos. Allí el futuro cadáver se dirigió a la panadería que siempre frecuenta; pidió un guayoyo doble, lo tomó con calma y luego caminó unas cuadras a su oficina donde labora como administrador. Todo sucedió mientras el futuro cadáver de 31 años ignoraba la fecha en la que ingresaría a la morgue de Bello Monte.

A las cinco y media de la tarde, el futuro cadáver de 31 años que ingresará a la morgue de Bello Monte salió para tomar el autobús que lo llevaría a su hogar. Al entrar al vehículo repleto de gente, hizo su breve ritual para esconder sus pertenencias de valor. El celular en silencio y en el bolsillo trasero junto a su billetera. Inesperadamente, y a solo 10 minutos de llegar a su residencia, uno de los pasajeros en la parte delantera se levantó y a toda voz exigió a los viajeros que le entregaran sus prendas y dinero junto a sus dos cómplices armados. Silla por silla, los delincuentes despojaron de sus pertenencias a cada uno de los pasajeros y cuando solo faltaban cuatro puestos para llegar al lugar del futuro cadáver de 31 años que ingresará a la morgue de Bello Monte, un joven de 23 años se rebeló contra los criminales. Se gritaron y hubo algunos manotazos; los ánimos se caldearon y de la nada se oyó un disparo. Allí, Antonio Gutiérrez se dio cuenta de que este no era su día; pero sí lo fue para el cadáver de 23 años que ingresará hoy a la morgue de Bello Monte.

link_21_mil_chavez

cargando...