Breves Política |

Gobierno le pone 7 estrellas al Humboldt y Chávez aparece para decir que deberían ser 8

El presidente de Venezuela y quien cree que los jabones de hotel son hechos de Galak, Nicolás Maduro, anunció la puesta en funcionamiento del Hotel Humboldt como el primer alojamiento en el país con 7 estrellas de calidad. Tras conocerse esta noticia, el fantasma de Chávez interrumpió su acostumbrado “Aló Anima” para aparecerse en la cima de la única montaña que existe en el mundo según los caraqueños, el Ávila, y exigir que al hotel se le otorguen ocho estrellas en vez de siete.

El fantasma de Chávez, quién según sus propias palabras no ha llegado al cielo “por ahora”, exigió que el Humboldt tenga “¡al menos ochos estrellas para que los pueblos de Guyana se vean representados en el sistema hotelero de Venezuela! Porque eso era lo que quería Bolívar: gente de a pie que se sienta tomada en cuenta a pesar de no poder pagar habitaciones de más de mil dólares. Así recomiendo, pido y exijo que este edificio tenga ocho estrella como nuestra mesma (sic) ¡Patria, socialismo y reencarnación!”, aseguró el fantasma de Chávez quien también confesó que a veces le jala los pies a Elias Jaua por diversión.

Por otra parte, Raúl Gonzalez, jefe de botones del Humboldt, no estuvo de acuerdo con las declaraciones del fantasma de Chavez. “Yo sé que el es el máximo líder de la revolución y no se puede hablar mal de él, pero en este caso las siete estrellas se refieren a la calidad de las instalaciones del hotel y no a dependencias federales, pero ni de vaina le iba a llevar la contraria al Comandante. Así que mejor esperamos que se vaya y seguimos recibiendo enchufados”.

cargando...