Internacionales |

Sesión extraordinaria de la OEA cumple 24 horas discutiendo caso del gorila

oea

La Organización de Estados Americanos (OEA) cumplió hoy 24 horas seguidas discutiendo el caso de Harambe, el gorila que fue sacrificado en el zoológico de Cincinnati, en el marco de una sesión extraordinaria convocada en su sede de Washington en la que originalmente se iba a debatir la tensa situación en Venezuela.

“Es una situación de juego trancado: por más manso que un gorila parezca, gorila es gorila”

–Susana Malcorra

En el podio de oradores, la canciller argentina Susana Malcorra fue la encargada de abrir el debate, mientras se aplicaba jabón hasta más arriba de la muñeca: “Tomar posición es este asunto no es cosa fácil, ya que nadie quiere perder; no es un secreto que muchos de los miembros de nuestra organización han estado recibiendo desde hace años costosos regalos del cuidador del gorila, aunque en la actualidad ya no se encuentra tan solvente como antes. Quizás por eso, muchos de los aquí reunidos califican de antemano que fue una brutalidad dispararle al gorila. Pero pónganse también en los zapatos de la señora —creo que se llama Democracia o algo así— ver a su pobre bebé indefenso en manos del gorila, no es fácil, no es fácil”. Mientras frotaba sus manos con desinfectante, sacado de un potecito que buscó hasta el mismo fondo de su cartera, prosiguió: “Es una situación de juego trancado: por más manso que un gorila parezca, gorila es gorila; no, no se indignen, señores: sabemos que en este quórum hay debilidad por los gorilas. Pero por otro lado es un pobre niño sufriendo: por más que parezca que el gorila lo estaba protegiendo, cuando lo arrastraba de un sitio a otro el pobre niño se iba dando trancazos. ¿Ven? No es un tema fácil. Fijar postura aquí no es sencillo, por eso nos hemos tardado tanto. Por los momentos recomendamos que se sienten en una misma mesa a dialogar el cuidador del zoológico y la madre del niño, para ver si logran solucionar algo. ¿Ya podemos ir al refrigerio?” afirmó Malcorra, mientras se restregaba los gérmenes de las manos con un estropajo.

cargando...