Nacionales |

SE PRENDIÓ ESTA MIERDA

El Chigüire Bipolar cumple 9 años a mediados de este mes. En 9 años, lógicamente hemos tenido momentos buenos y momentos malos, momentos más fáciles y momentos difíciles, momentos de tensión. Como todos nosotros. Como todos ustedes.

En 9 años, en una democracia normal, ya estuviéramos preparándonos para escoger a un tercer presidente. Pero creemos que ustedes saben que esto no ha sido así, ¿no? Esto ni de vaina es una democracia normal. Hace tiempo dejó de parecerlo.

Pero tanto en aquel escenario ideal como en la realidad que nos han pretendido imponer el Comandante Galáctico y su obeso heredero, siempre tendríamos un papel de oposición. Porque desde nuestro punto de vista, el papel del humor es, a través de palabras, frases e ideas, denunciar lo que pasa y hacer que todos reflexionemos sobre nuestras circunstancias. Ser un radar chistoso de la realidad tan triste que nos toca vivir. Gente talentosa que hace relatos muy serios sobre nuestro día a día, sobra. Pero nosotros nos empeñamos en contar el cuento desde nuestra acera. Porque creemos que esta tarea se debe llevar a cabo en todos los escenarios posibles. Con todas las herramientas que se tienen a mano. Podríamos ponernos una peluca, hacer gestos amanerados o hacer chistecitos de peos, pero escogimos el camino más difícil. El del humor político. Así somos, perdón.

Ahora más que oposición, nos toca asumir un papel de resistencia. Toca ser más inteligentes, hilar más fino, sacarle más punta al lápiz. Seguiremos haciendo nuestro trabajo, buscando meter más mensajes entre líneas. En el camino seguiremos oyendo que no es momento para chistes. Lo sabemos. Por eso es que ahora tenemos más ganas de hacerlos.

cargando...