Nacionales |

Gobierno envía niños que no consiguen medicinas a llorar al Guri

niño-guri

Durante una rueda de prensa efectuada en la mañana de hoy, Luis Motta, ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, aseguró que comenzarán a enviar a los niños que no consiguen medicinas a llorar al Guri, como una medida extraordinaria para elevar el nivel de la represa  y contrarrestar la sequía que azota al país.

“¡A llorar sabroso, con sentimiento, como si se estuvieran acordando del Comandante Interespacial!”

–Luis Motta

El ministro Motta afirmó que la idea se le ocurrió mientras conversaba con su homóloga de la cartera de Salud, Luisana Melo, quien asegura que estaba cansada de las múltiples quejas de los ciudadanos y su deambular por el territorio nacional en busca de medicinas. “Le comentaba a Luisana que últimamente las redes sociales son una quejadera eterna, que si no hay esto, que si no hay aquello, que si no se consigue ni curita, ¡verga, vale, esta gente sí se queja! Justo ahí fue que se me prendió el bombillo. ¿De qué están hechas las lágrimas? Agua. Y ¿que necesitamos nosotros para combatir nuestra falta de planificación eléctrica? ¡Bingo! Inmediatamente mandé a preparar toda una flota de autobuses para llevarnos a todos esos niños que estaban en los hospitales; bien sea por diabetes, asma, cáncer, zika o incluso gripe, para llevarlos a la represa del Guri y a ¡LLORAR, CARAJO! ¡A llorar sabroso, con sentimiento, como si se estuvieran acordando del Comandante Interespacial!

Respondiendo a la natural indignación de uno solo de los presentes, Motta profundizó un poco sobre los detalles del plan: “Allá pusimos una plataforma en el medio del charquito ese que está donde antes estaba la represa, con sus baranditas y todo; mucha seguridad, para que no vayan a decir que este gobierno no vela por el bienestar de esas pobres criaturas. Por ahora la medida es un éxito, aunque sabemos que no es eterna. Sin tratamiento ¿cuánto pueden durar esos niños? ¿2 semanas, a lo sumo? Hace falta más, aunque bueno, con el llanto de los padres dolidos confío en que podemos lograrlo. Aquí hay suficientes problemas para llenar esta y dos represas más. Y si no, los inventamos, confíen en nosotros. Todos a llorar, para poner el motor eléctrico de la revolución en marcha” concluyó Motta, mientras ordenaba que llevaran al Guri en unos aviones de PDVSA a unos señores que acababan de darse cuenta para que les alcanzaba el nuevo sueldo mínimo.

cargando...