Breves Nacionales |

Stephen King anuncia novela de terror basada en carro accidentado en la regional del centro

El famoso escritor norteamericano Stephen King anunció esta semana el lanzamiento de su nueva novela “Atrapados en la Regional del Centro”, inspirada en la situación de pánico que viven los conductores venezolanos que se quedan accidentados en la famosa vía venezolana.

«Solo diré que el drama incluye sobornos a policías, un vendedor de panelitas de San Joaquín con sed de sangre, huidas de motorizados y calor, sobre todo mucho calor, de eso tampoco se zafarán nuestros lectores»

–Stephen King

Después de emocionar a nuestro pasante diciéndole que lo enviaríamos a la ciudad de Boston, le prestamos nuestra cuenta de Skype para conversar con el autor: “En realidad, yo siempre espero que todas mis historias tengan una pizca del terror real; por ejemplo con “It”, nos inspiramos en los payasos que contratan las mamás en los cumpleaños, pero que van realmente a las fiestas a comer gratis, robarse el whisky y buscar mamás solteras… ¡qué miedo! De ese mismo modo hemos hecho con la historia de la “Regional del Centro”, nos imaginamos una familia de caraqueños que va a Mérida por vacaciones, pero que se lanzan a la aventura porque bueno, Venezuela es un país donde nadie puede hacerle mantenimiento al carro, donde no hay repuestos. Apenas pasan el túnel de Los Ocumitos comienza a sonarle al carro un ‘tiqui tiqui tiqui’ que los desconcierta; luego se le van prendiendo una a una las luces del tablero y al final el carro se les apaga. La familia queda atrapada, en una situación de terror, por supuesto, de la que no quiero contarles mucho; solo diré que el drama incluye sobornos a policías, un vendedor de panelitas de San Joaquín con sed de sangre, huidas de motorizados y calor, sobre todo mucho calor, de eso tampoco se zafarán nuestros lectores” finalizó King mientras anunciaba otra historia basada en una pareja que fue a ver Avengers y se les fue la luz en el cine.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.