Breves Gente |

Cascos Azules intervienen en partida de UNO en conflicto

Este lunes en la mañana llegaron los Cascos Azules de las Naciones Unidas a la Quinta Mi Nonna, ubicada en la urbanización Bello Monte, en Caracas, donde reside la familia Focaccia. Los miembros de la fuerza de pacificación hicieron su acto de presencia luego de que el Consejo de Seguridad aprobara la intervención en un violento juego de UNO que tiene 9 días sin terminar.

John Adams, miembro del personal militar, nos contó que nunca había visto tanto violencia desde que regresó del Congo: “Estoy acostumbrado a que nos den misiones por allá por África, Pakistán, cosas serias. Pero esta escalada de agresividad y de violencia que hemos visto en este juego de UNO es algo inédito. Confieso que cuando nos dijeron que nuestro próximo destino era Venezuela, me asusté. Sé que ha habido muchas protestas, mucha rerpresión, pero lo que está ocurriendo ahora en esa quinta es algo mucho peor, mucho más escalofriante. Ponerle fin a un juego de UNO que lleva días en conflicto cuasibélico, en una familia donde ya se han roto todos los lazos que alguna vez existieron. ¿Sabes que son 9 días en una partida de UNO? Eso es como 9 años. Por eso el equipo entró con mucha determinación. Entramos y estaban todos los de casa gritándose, uno tenía ampollas en los dedos de agarra las cartas con tanta presión, se lanzaron unas manos, había sangre, gritos, algo tirado en el suelo que no sabemos si son restos humanos o comida vencida, algo horrible. Ni cuando estuve en Congo vi tanto horror. Sé que esto me ocasionará episodios de estrés traumático. No me quedó otra opción que ponerle un +4 y cambio de color a blanco para que el juego terminara. Fue horroroso, pero es un conflicto menos en el mundo, eso es lo que importa”, dijo Adams, quien aseguró que no volverá a jugar UNO más nunca en su vida.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.