Tras su decimoctava sanción enchufado se ve obligado a resolver con los $2 billones que le quedan

Gente

Tras su decimoctava sanción enchufado se ve obligado a resolver con los $2 billones que le quedan

Jorge Villamizar, un joven que comenzó a hacer negocios con el Gobierno en 2015 y que ahora sufre de una depresión muy fuerte por haber sido sancionado en 190 países de los 193 que existen, aseguró hoy que las circunstancias han puesto en “la difícil tarea” de sobrevivir con “apenitas” los 2 billones de dólares que le quedan.

“Yo tenía sueños, ¿sabes? Sueños que me destrozaron con esas sanciones inhumanas. Yo quería invertir en un café en Suiza, y ahora no puedo; tendré que invertir en un café pero en Socopó” fue parte de la declaración de Villamizar, que agregó mientras se secaba una lágrima con un billete de 500 euros: “La vida es injusta, mi pana, yo no le estoy haciendo daño a nadie si lo ves desde otro punto de vista. Es muy fácil juzgar pero nadie se pone en mis mocasines, nadie vive mi situación. ¿Sabes cuántas cuentas me quitaron? Yo tampoco sé, imagínate: es un dolor muy grande para mí saber que solo me quedan 2 billones de dólares, que tengo que estirar hasta que muera. No le quiero ni contar a mis amigos porque son muy clasistas”, finalizó Villamizar mientras compraba La Guaira para sentirse mejor.

PUBLICIDAD