Breves Nacionales |

Alcancía venezolana en terapia porque hace tiempo que nadie la toca

Ahorrar es como las camisas con hombreras, sólo los venezolanos que nacieron en los años 80’s lo recuerdan. En la actualidad, las cosas son distintas, pues la hiperinflación, la escasez de efectivo y la pérdida del poder adquisitivo, han hecho que los venezolanos no ahorren absolutamente nada, dejando sus alcancías en total descuido. Esto llevó a que el cochinito del señor Jorge acudiera hoy a un psicólogo para hablarle de la depresión que le produce que su dueño, al igual que los collares de un santero, tenga años que no la toca.

Aún recostado del diván, con algunas monedas afuera y el rímel corrido, el cochinito de plástico del señor Jorge, contó cómo se siente: “Qué poco valorado me siento, ¿es qué acaso más nadie va a tocarme nunca?, desde hace tiempo ya nadie se me acerca ni siquiera para meterme un billetico soberano que no tenga valor, valga la redundancia. Es que estoy llevando más polvo que cualquier disco de Roque Valero. Nadie tiene la decencia de sacarme ni siquiera por navidad, es más, ni siquiera el hijo marihuanero intenta darme un martillazo para ver si con lo que me saca puede comprar sus cosas, nada. De verdad que lo único que deseo en la vida es ser productivo resguardando dinero de alguien, espero esto se pueda solucionar esta situación o tendré que buscar un nuevo dueño enchufado”, aseguró la alcancía en forma de cochinito, quién también confesó que la depresión la ha llevado en varias oportunidades a intentar quitarse la vida cortándose la ranura.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.