Nacionales |

Cajero comienza a gemir luego de llevar demasiado tiempo sin que nadie lo tocara

“Oh sí, tócame todos los botones al final de la transacción aunque eso me dañé”, fue una de las frases entrecortadas por gemidos que gritó hoy un cajero Banesco ubicado Macaracuay en Caracas, al cual llamaremos “Rosalinda”, que luego de tener casi un año sin ser tocada por la escasez de efectivo, no aguantó el placer de ser usada de nuevo por los usuarios que fueron a retirar los nuevos bolívares soberanos.

Nuestro pasante subpagado, quien estuvo reportando desde la calle porque lo mandamos a comprarnos Reinitas, habló con el señor Martín González (33), quien contó lo que Rosalinda le dijo mientras retiraba efectivo. “Yo tenía años que no sacaba plata de un cajero y cuando empecé a manipular la máquina esa me soltó un ‘aaaaay qué rico papi, sácame todos los soberanos’, y la pinga, me asusté. Pero luego me di cuenta que ella, o él –no sé bien–, lo que estaba era disfrutando. Así que me dejé llevar e hice mi transacción con calma para que ese cajero dijera lo que quisiera. Y así fue porque gimió diciendo: ‘¿por qué te tardas tanto en sacar?’, ‘tócame todos los botones mi amor’ o “Cuidado que atrás tienes un tipo raro mirando”. La verdad fue una locura, pero aquí entre nos, hasta me excitó un poco”, declaró el señor González mientras intentaba depositar en el cajero algo que no era efectivo.

Si quieres escuchar los gemidos, dale play.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.