Breves Gente Internacionales |

HERMOSO: Venezolano en Perú se reencuentra con el malandro que lo robó hace unos años

Esta mañana Juan Vicente Palacios, emigrante venezolano, tuvo un encontronazo con el pasado. Caminando por las calles de Lima, Perú, Palacios se topó inesperadamente con el malandro que le robó su iPhone en Caracas hace 4 años, un tal Armando Salazar. El inesperado reencuentro conmovió al mundo entero. 

En el 2016, Palacios se esmeró trabajando para comprarse un iPhone 7. Sin embargo, en el primer encuentro que tuvo con Salazar, minutos después de adquirido el teléfono, este lo encañonó con “la bicha” para robárselo, en un evento que fue traumático para Palacios y que aumentó sus ganas de mudarse del país. Le preguntamos a Palacios sus impresiones sobre esta segunda reunión, ocurrida de manera espontánea en la capital peruana: “Marico, se me bajó la tensión. De pana no sabes cuánto me cagué. No lo podía creer. El mismísimo mamaguevo que me robó el celular hace unos años. De todos los países y ciudades en el mundo me lo tuve que volver a encontrar aquí, además cuando ya tengo un iPhone 11. Hermano, después de que me robó no quise saber más nada de un teléfono por un buen rato. Me comunicaba por correo y ya. Quedé traumado, bicho. Nunca se me olvidó su cara ni su risita de huevón cuando le entregué el teléfono mientras me apuntaba. ¡Maldito! Cuando lo vi hoy pensé que era una pesadilla, me quedé frío. Y el carajo se me acerca y me saluda y que ‘hermanazo, yo le quité una vaina hace tiempo, ¿no? Coño, vale, ¿cómo está la cosa? Venezuela está ruda, oyó. Lima es bien de pinga. A ver si un día quedamos para una parrillita, una curdita, una vaina. Dame tu teléfono. ¿Ah, te cagaste, no?’. No pude responderle. Después me dio un abrazo como de panas y se fue. Todavía no estoy claro de qué pasó”, dijo Palacios, quien luego se dio cuenta que no tenía su billetera y que su tarjeta había sido clonada.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.