Breves Gente |

Chamo logra subir el Ávila por primera y última vez en el año

El día de ayer, el joven Rodrigo Contreras logró la increíble hazaña de cumplir uno de sus propósitos de Año Nuevo: subir caminando hasta Sabas Nieves en el Ávila. Sin embargo, el agotamiento físico fue tal que Contreras aclaró, apenas al llegar a la cima, que esta sería “primera y última vez” que lo hace.

Después de llegar rojo y pidiendo 400 cocadas para saciar su sed, Contreras nos logró hablar sobre su ruta: “¡Marico, no vuelvo a hacer esta vaina más nunca! Yo vi a todos mis panas subiendo los fines de semana con sus novias y tal y dije, “coño, parece buen plan”. Además que claramente no he hecho ningún tipo de ejercicio porque apenas es enero, pues, entonces pensé que ya era hora de dejar de ser un flojo y empezar a ponerme yuca. El punto es que me prometí a mí mismo subir por lo menos una vez. Ya me confirmé que será la última vez también porque, verga, esa subida es arrecha, ¿oíste? Todo el mundo y que “no, vale, eso es sencillo, vas lento y en 40 minutos llegas”. ¡No joda, qué 40 minutos un coño de madre! Subí en hora y media y me paré en cada descanso que encontraba. Qué vaina tan imposible. ¿Tú crees que yo vuelvo a hacer esa locura? No, mi pana. Yo no me odio tanto. Muy bonito el Ávila y todo lo que tú quieras pero de lejitos o en un cuadro en mi sala”, concluyó Contreras, quien añadió que ahora espera poder cumplir su segundo propósito de Año Nuevo: ser catador de profesional de helados.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.