Breves Nacionales |

Señor al que parquero le dijo “Doctor” se convierte en único médico del país

Los bajos sueldos, la precaria situación hospitalaria y la escasez de medicinas ha causado que los médicos venezolanos resuelvan su situación de la misma manera que los salmones cuando se quieren reproducir: emigrando. Tal situación, ha hecho que Roberto Jimenez, un señor cualquiera de 39 años, al que un parquero le dijo “Déjalo ahí, Doctor” se convierta en el único médico de Venezuela.

A pesar de que lo único que sabe de medicina es que una “fría” cura la resaca, el ahora Dr. Jimenez se encuentra al frente de la emergencia del Hospital Domingo Luciani, ubicado en Caracas, desde donde nos contó cómo es su nueva vida. “Te explico rapidito, papá. Yo ayer me bajé en la panadería a comprar unas cositas pa’ la casa. En lo que estoy estacionando, el parquero empezó a llamarme doctor. Traté de ignorarlo, porque yo nunca fue muy bueno pa’ los estudios, pero en lo que me dijo: ‘Epa, Doctor, ponlo aquí que eso está es biencuidao’ me lo creí y tampoco es que hubiese otro medico por aquí en el país que me pudiese desmentir, así que sí, soy Doctor y no uno cubano, sino de los de aquí, de los buenos. Por eso, ahora ando en las mañanas atendiendo con mis conocimientos de sábila, ron y santería cualquier urgencia que se presente como ataques de asma, fracturas o heridas de balas. Ya en la tarde/noche sí veo a los pacientes de manera más formal en mi consultorio en Clínicas Caracas porque, no sé si te lo mencione, pero yo soy neurocardiólogo. La verdad es que hasta ahora me ha ido bastante bien. Todo lo que hay que hacer es mandar reposo, recetar acetaminofén, que es lo único que se consigue y atender a los pacientes que citas a las 2 de la tarde a las 9 de la noche”, concluyó el Dr. Jiménez, mientras, para ser más respetado en el gremio, empezaba a escribir mal.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.