Tensiones en el diálogo entre gobierno y oposición al no llegar a un consenso sobre quién lleva la cava

Política

Tensiones en el diálogo entre gobierno y oposición al no llegar a un consenso sobre quién lleva la cava

Este viernes comienza la primera etapa del quinto proceso de negociación —nosotros tampoco entendemos qué pasó con los últimos cuatro procesos— entre el gobierno de Maduro y el bloque opositor, el cual se llevará a cabo en Tulum, México, lugar turístico reconocido por sus bellas playas, documentadas frecuentemente por mujeres venezolanas en sus historias de Instagram. Según expertos consultados, esta primera etapa consiste en discutir quién llevará los artículos necesarios para el día que les toque visitar el mar, siendo la responsabilidad de la cava el punto que ha despertado más controversia entre ambas partes.

Nicolasito Maduro, tiktoker profesional y político venezolano, habló sobre los artículos que le tocó llevar a cada dirigente en este proceso de negociación: «Aún estamos en votaciones para ver lo de la cava. No, no el gobernador de Carabobo, sino el utensilio este de anime que se usa para meter hielo, el que uno puede usar la tapa para correr olitas, ustedes me entienden. Ese ha sido el punto de más discusión hoy. Para desayunar no hubo problema, para el almuerzo tampoco, para decidir si íbamos a la piscina o a la playa menos, pero a la hora de armar la cava se armó el peo. A mí me tocó llevar el arroz con pollo —mi papá se molestó conmigo porque siempre me toca lo más caro—, a Arreaza no lo invitamos así que él no tiene que llevar nada, el licor le tocó a nuestro compatriota García Carneiro, pero como ya no está entre nosotros le pasamos esa tarea a nuestro hermano Héctor Rodríguez. Jorge Rodríguez se ofreció a llevar las películas de terror y masacre porque eso es lo suyo, y finalmente, los cubiertos y todo lo de plástico le tocó a Guaidó, le dimos la tarea mínima, no vaya a ser que no lo lleve. Ajá, pero cuando preguntamos quién compraba el hielo comenzó la discutidera y la peleadera. ¡Y Jorge Rodríguez feliz!”, finalizó Maduro Jr, emocionado por poder estrenar su juego de tobo y palitas en un hermoso día de playa.

PUBLICIDAD