Nacionales |

Plátano se mantiene verde para que no le digan coñoetumadre

En medio de la actual crisis presidencial venezolana, el clamor popular ha acuñado un mensaje punzante de repudio en contra de Nicolás Maduro —¡coñoetumaaaadre!—, el responsable directo de que la primera poceta presidencial de Miraflores se la pase tapada; en el cual al escucharse su apellido la masa manifestante responde “¡coñoetumaaaadre!” al unísono. Este grito de guerra, que se ha viralizado en todas las redes sociales y se escucha en todos los rincones del país, ha tenido, sin embargo, sus víctimas colaterales. Este es el caso de Roberto, un plátano de Santa Bárbara del Zulia recién cosechado, quién aseguró hoy que permanecerá verde —en pleno desacato de las leyes de la Naturaleza— para no ser insultado por ninguna persona.

Nos dirigimos al guacal del supermercado donde se encuentra Roberto, quien resiste entre sus compañeros que se encuentran en su proceso natural de maduración —y algunos de descomposición—: “No puede ser que por uno paguemos todos. No puede ser que por culpa del bigotón usurpador gordo que tiene lleno de mocos la parte de abajo de los escritorios de Miraflores, yo tenga que calarme los insultos de señoras que vienen a comprarnos. No voy a madurar vale, voy a estar verde todo el tiempo, ¿para qué querría yo madurar? La adultez tampoco es tan buena si te lo pones a ver, para qué quiero yo tener todas esas preocupaciones horribles, yo he visto colegas que ya por tener un color más o menos amarillento los vilipendian de una manera que ni se lo desearía a mi peor enemigo. Yo no me vine desde el Zulia para que atenten contra mí diciéndome: usurpador, colombiano, coñoetumadre y hasta relambegüevo. Uno tiene su corazoncito, coño. Para eso prefiero mantener mi color verdecito y ver si alguien se apiada de mí y me compra para hacerme en tostones, que es a lo que más voy a aspirar, porque nunca seré… Maduro”, aseguró Roberto, segundos antes de que todos los presentes en el supermercado le gritaran “¡coñoetumaaaaadre!”.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.