Breves Gente |

Tiendas de ropa instruyen a sus empleados a que te persigan por todo el local a 2 metros de distancia

La nueva normalidad ocasionada por el coronavirus exige una distancia social que las personas deben acatar para evitar contagiarse de la enfermedad. Todos los locales comerciales han debido adaptarse a este principio; entre ellos las tiendas de ropa, que a partir de esta semana cumplirán con este protocolo enviando a sus vendedores a perseguir a los clientes a 2 metros de distancia, para así atender sus exigencias de compra o evitar que se roben las prendas del local.

Gerardo Márquez, gerente general de la cadena “Cottonless” ofreció sus declaraciones sobre la aplicación de esta nueva política: “Fíjate, que ahora con todo esto del coronavirus tenemos que ser menos agresivos con los clientes. Ya no podemos enviar a nuestros vendedores a decirles a cada 10 segundos si pueden ayudar con algo al cliente o a espiar que hace la gente que entra a nuestras tiendas, sin antes cumplir con la distancia requerida de 2 metros. Sé que será difícil, porque muchos vendedores creen que cuando alguna persona dice que está viendo es que va a comprar algo, pero confiamos que con este distanciamiento podemos cuidar a nuestra apreciada clientela del Covid-19; porque nuestros vendedores ya no tendrán la oportunidad de decir ‘a la orden’ en la nuca de cliente” afirmó Márquez, mientras usaba esta nueva política como excusa para recortarle un 10% el sueldo a su personal.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.