Breves Gente |

Lluvias hacen que delivery salga en moto de agua

Como todos los años, la temporada de lluvias está haciendo estragos en Caracas. La ciudad nunca ha estado preparada para ninguna lluvia, tormenta o llovizna; y eso lo pueden confirmar sus deliveries, que han tenido que salir a la calle en motos de agua para poder seguir haciendo el trabajo que les lleva el sustento a la mesa.

Rolando Vargas, delivery desde el inicio de la pandemia, habló a nuestra redacción sobre las ventajas del waverunner para moverse por cualquier lugar de la ciudad: “Bueno papá, tú sabes que en Caracas caen dos goticas y las calles se llenan de agua, no hay drenaje y el asfalto se moja horrible. Pero ahorita con la pandemia uno no puede estar parado; por eso yo saqué la moto de agua para hacer mis entregas a tiempo. Lo mejor es que no hay que estar pendiente de carros ni de huecos porque uno va relajado con las olas que se forman en la Fajardo. Lo que sí hay que estar es pendiente de los pacos, que se ponen snorkel y abren alcabalas acuáticas en las calles. Con decirte que el otro día me orillaron unos PoliChacao que iban en una banana ahí en la Libertador. A los pacos sí no les importa que llueva, el fresco tienen que cobrarlo obligado” afirmó Vargas, mientras hacía un caballito acuático a toda mecha —con todo y bolso térmico— por la Calle París de Las Mercedes.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.