Nacionales |

José Gregorio pide disculpas a chófer que puso autobús en su honor por no poder ayudarlo con los repuestos

El anima venezolana que ha visto truncada su carrera hacia el Vaticano por su leve coqueteo con la santería, José Gregorio Hernández, se apareció ayer para pedirle disculpas públicas al chofer de autobús, Wilmar Gutiérrez, por no poder ayudarlo con los repuestos de la unidad que le fue designada a cuidar, con la calcomanía que se encuentra en el vidrio trasero que dice: “En honor a José Gregorio”.

Muy apenado y con un brillo despampanante —propio de una aparición—, José Gregorio ofreció sus excusas: “¡De verdad se me cae la cara de vergüenza! Yo sé que el señor Wilmar puso la camionetica a mi nombre para que yo desde cielo se la cuidara y lo ayudara a quitarle a las viejitas que no pagan del camino, hacer que los CD’s de vallenato no se queden pegados y, sobre todo, para mantener el autobús en óptimo funcionamiento, pero es que ni yo puedo hacer el milagro de conseguir repuestos. Así que de verdad le pido perdón y si quiere, que cambie la calcomanía a ver si alguien más lo puede ayudar, pero la verdad no creo porque ayer hablé con San Miguel y Oshun y andan igual, sin conseguir repuestos”, dijo José Gregorio mientras aparecía como por arte de magia cientos de calcomanías de Tazmania y Piolín para dárselas a Wilmar como consolación.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.