Top |

9 rutas por donde pudiera pasar la ayuda humanitaria a Venezuela

Sin duda la actual crisis de gobernabilidad nos da algo de qué hablar todos los días; ahora el tema del momento es la entrada a Venezuela de la ayuda humanitaria dispuesta por el Gobierno de los Estados Unidos, que ha sido bloqueada por el señor de bigotes que aún tiene las sábanas de Miraflores pegadas, alegando que no es necesaria.

Como sabemos que dicha ayuda será bienvenida por muchísimos venezolanos, en la prestigiosa Sala de Redacción de El Chigüire Bipolar quisimos ceder el espacio de nuestra sección de Turismo y aprovechar el conocimiento de cada rincón del país que ha adquirido nuestro pasante subpagado para mostrar 9 rutas por las que podría ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela, sin que los gordos que resguardan la frontera se enteren (si es que van a hacer algo de verdad para impedir este ingreso, porque si lo bloquean como bloquean el contrabando de gasolina, meter eso debe ser como pelar mandarinas).

Trochas de Maicao: Estos caminos verdes, dominados por guajiros desde los tiempos de los caciques, podrían ser una buena ruta para pasar la ayuda humanitaria; lo único que las tropas estadounidenses deben tener en cuenta es que para ingresar por las trochas hay que tener mucho efectivo y bastante paciencia para pasar por los 3438293 mecates que están ahí.

La ruta de la Solera: Si lo ves desde la mirada intensa de un cinéfilo vegano straight edge que solo toma cervezas artesanales de durazno, la ruta de la Solera no es la ruta más recomendable para la entrada de la ayuda humanitaria; pero nuestro pasante subpagado nos pidió que escribiéramos esto a ver si lo invitan a beber gratis, porque está cansado de tomar cocuy artesanal.

El Guaire: En este río es común ver flotando lavadoras rotas, perros muertos, cadáveres y todo tipo de objetos sólidos, que van a ser de inmediato ignorados por el chavismo, como lo han hecho durante los últimos 20 años. Así que es una tremenda opción para ingresar un barco cargado de ayuda humanitaria. Eso sí: envuelvan eso con doble capa de envoplast.

Catapulta Cúcuta-Caracas: Esta es la forma que sería más posible en la mente de las personas que creen que un problema político tan difícil como la situación venezolana, se resolvería con dos tuits de Marco Rubio y uno de John Bolton.

Puerta a puerta desde Miami: Este es un post patrocinado por Inversiones Representaciones Mi Encargo USA.com, la empresa de encargos por Instagram que puede enviar cualquier cosa desde los Estados Unidos a Caracas; envía tus paquetes por esta empresa y olvídate de que sus dueños probablemente sean enchufados y tengan un guiso con la Aduana.

Tardis: Hay muchas personalidades del mundo que han reconocido al diputado Juan Guaidó como presidente encargado del país; uno de estos es Doctor Who, quién podría valerse de sus cabinas de teléfonos antiguos para introducir la ayuda humanitaria a Venezuela. El único obstáculo de este método sería la poca señal que tiene CANTV.

Zona en reclamación: Técnicamente es de Venezuela, así que si llega la ayuda humanitaria a ese monte se logró el objetivo. La cosa es que consigan carreteras que estén señalizadas, no vayan a terminar esos containers llegando por error a un campamento minero ilegal.

Un túnel del Chapo Guzmán: Vamos a sincerarnos: Los señores gordos que dicen que son Gobierno y el Cártel de Sinaloa seguro son tan panas que seguro hay un túnel que comunica un puesto de tacos en México directamente con el microondas de Miraflores. La cuestión es conseguirlo y aprovechar esa infraestructura para meter los cargamento humanitarios al país.

En dron: Vamos a estar claros: si desde hace 20 años Chávez y Maduro gastaron tantos millones en comprar armamento ruso y la única respuesta posible que tiene la FANB es atravesar unos containers en una calle, esos fusiles, aviones y tanques no sirven para nada. Así que un droncito puede ser todo lo que necesitamos para meter la ayuda humanitaria tranquilamente.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.