Destacada Internacionales |

Con llegada de internet veloz, cubanos descubren que actrices porno se depilan desde hace 30 años

Tras la culminación de la construcción del cable submarino que lleva Internet a Cuba, el pueblo de la isla descubrió sorprendido que desde hace 30 años las actrices porno depilan su cuerpo completamente.

Enviamos al pasante subpagado en un barril de petróleo a La Habana, para ver las reacciones de los cubanos ante el gran descubrimiento de la depilación completa. Allí, conversó con Roberto Lozada, quién quedó impactado con los avances de la depilación en el mundo porno. “¡Qué vuelta, asere! Aquí a Cuba lo que llegaba eran esa Playboy de los 70, que compraba uno en el mercado negro, y ahí lo que se veía son esas hembrotas salpiconas con esas cricas frondosas, que daban la impresión de fertilidad, de vida. Ahora que llegó el internet a la isla, gracias a nuestros hermanos en Venezuela, podemos ver que ahora las mujeres usan la papaya pelada, y tienen las tetas redondas, como de mentira. ¡Eso debe irritar la pinga, hermano! No te miento que había escuchado rumores de que eso era así, hace unos meses nos llegó una cinta de algo llamado Betamax; con eso vi otra película porno e imagínate mi cara cuando vi que el arbusto lo habían reducido a un cuadradito. Pero imagínate mi impresión cuando vi esa película porno nueva y las hembras con esa papaya limpia, sin nada, sin vida. ¡Ñó, cómo ha cambiado el mundo, caballero! Para mí eso es muy raro, yo estoy acostumbrado a lo tupido, pero no me quedará más que acostumbrarme; como con esos benditos DVDs” explicó el señor Roberto mientras huía del personal de seguridad del hotel 5 estrellas de donde se estaba robando la conexión de Internet.

Como consecuencia de la llegada de estos videos, se despertó un inmediato interés por las depilaciones completas. Pero a falta de insumos, los isleños debieron recurrir a sus propias medidas. “Óyeme cariño, desde que llegó el maldito cable ese ahora todos los hombres de por aquí andan exigiéndole a una ese bembé y hasta el fambeco peladito. Pues no quedó más que inventar cómo lo hacíamos, así abrí aquí en la calle mi centro de depilación clandestino. Con cera de velas, esas mujeres no han parado de gritar toda la mañana, pero todas consiguen sus chavitos y vienen a someterse al proceso. Estamos averiguando si podemos meter a alguien en un hotel para que nos consiga unas hojillas o algo, sino las velas se nos van a acabar como en una semana, ¡cojones!” explicó Odaylis Ricio, desde su recién abierto negocio quién también aprovechó para agradacer al Presidente Chávez por el envío de grandes cantidades de cera al pueblo cubano.

cargando...