Nacionales |

Roban y matan a bola de paja que rodaba en la noche por la ciudad

paja

Para nadie es un secreto que la delincuencia impuso un toque de queda tácito a los ciudadanos venezolanos, y que apenas se pone el sol, las calles de las ciudades quedan completamente desiertas. Pues bien, ni siquiera la bola de paja que queda rondando en las calles de Caracas se salvó de convertirse en una víctima, ya que anoche un grupo de hampones le metió 20 tiros para, supuestamente, despojarla de sus pertenencias.

“El grupo delictivo se escapó con las propiedades de la víctima occisa, porque a esa hora ni los agentes de los cuerpos policiales se aventuran a salir a la calle”

–Marcos Vargas

El Comisario Marcos Vargas, encargado de la investigación, dijo que el caso está policialmente esclarecido. “En el día de anoche a las 10 y 30 mintuos de la noche, del mes actualmente en curso, una presunta bola de paja se encontraba circulando en las adyacencias de Chacao en la ciudad de Caracas, cuando fue abordada por unos presuntos sujetos fuertemente armados que intentaron despojarla de unas ramitas de paja. La susodicha bola de paja, aparentemente, se resistió a la acción delictiva y fue entonces cuando los delincuentes procedieron a accionar sus armas de fuego en 20 ocasiones contra la humanidad de la bola de paja, quien falleció en el acto. El grupo delictivo obviamente se escapó con las propiedades de la víctima occisa, porque a esa hora ni los agentes de los cuerpos policiales se aventuran a salir a la calle” afirmó Vargas desde la sede del CICPC, mientras entregaba su reloj y su cartera a un malandro.

Enviamos a nuestro pasante subpagado a orillas de la carretera Caucagua-Higuerote, para conversar con familiares de la bola de paja. “Desde que a la pobre bola de paja se le metió en la cabeza la idea de irse para Caracas, a mí me dio un pálpito, como una vaina mala que sentía en el pecho, de que eso no iba a terminar bien. Pero es que ella desde que veía aquellas películas que pasaban los domingos en el canal 4, cuando esa vaina servía para algo, dijo que ella quería ser la bola de paja que paseara por las calles desiertas de la gran ciudad. Y bueno, ¿quién la manda a estar en la calle tan tarde? ¡Yo siempre le dije que no sacara la paja, que eso llamaba la atención!” afirmó la mamá de la bola de paja, quien obviamente no nos dio su nombre porque las bolas de paja no tienen nombre. “Lo único bueno es que hay que darle gracias a Dios porque ha podido ser peor, la han podido secuestrar y ahí si es verdad que la cagábamos, porque no teníamos como pagar el rescate. Capaz que esos malandros drogadictos terminaban fumándosela, o algo así”.

cargando...