Nacionales |

Mosquito de Chikungunya sueña con picar a una Kardashian (Entrevista exclusiva)

mosquito

Aedes Aegypti es su nombre de pila, aunque sus amigos más cercanos le llaman “Aedi”; odia el plagatox, los baldes de agua tapados y que le digan “Patas Blancas”. Como todos los insectos venezolanos, sueña con emigrar del país para buscar un futuro mejor.

“Quien sabe, hasta a lo mejor logre picar a una Kardashian, jeje. ¿Te imaginas? ¿Todo ese culote para uno solo? Ese es mi sueño”

–Aedes Aegypti

Luego de bañarlo en OFF, enviamos a nuestro pasante subpagado a conversar con Aedi en un café del centro de la ciudad, rodeado de cauchos viejos llenos de agua. Tras encender un cigarrillo —chuleado al mesonero— comenzamos a charlar.

Pasante Subpagado: Estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud develaron que Venezuela es el país con más casos de Chikungunya en Latinoamérica. ¿Cómo se siente ser odiado por una gran parte de los venezolanos?

Aedi: Es muy difícil, porque uno quiere tan solo hacer su trabajo y ya. Siento que a los de mi tipo se les menosprecia e inclusive hasta nos matan con las manos, de una manera muy cruel, como aplaudiendo su vil acto. Ignoran que somos seres vivos llenos de emociones. Hasta vectores nos llaman, como si uno fuera la ola que golpea la roca. Uno es de carne y hueso; bueno, en nuestro caso, exoesqueleto.

PS: Leímos que en entrevistas anteriores has asegurado tus anhelos de emigrar y perseguir una carrera en Hollywood. Cuéntanos sobre eso.

A: Nosotros los mosquitos tenemos una frase que le copiamos a ustedes, “saltar el charco”, que simboliza uno de nuestros anhelos más grandes: salir a buscar nuevos horizontes. Dicen que hay países donde lo matan a uno con raqueticas eléctricas y todo, una cosa supertecnológica, ¿no?. En mi caso, Los Ángeles es mi destino favorito, esa ciudad me llama burda la atención con su calor y humedad. Quien sabe, hasta a lo mejor logre picar a una Kardashian, jeje. ¿Te imaginas? ¿Todo ese culote para uno solo? Ese es mi sueño, bro. No podría pedirle más a la vida.

C: La vida como un mosquito no debe ser fácil. ¿Enfermar a los seres humanos representa una carga emocional para ti?

A: No lo veas como una carga, no necesariamente; porque a veces te tocan unos gordos que uno los ve de lejos y dices “guao, este debe estar sanito, lleno de sangre” y te acercas y huelen a puro sudor. Justamente ayer piqué a uno así, ¿sabes? No tienes idea de lo duro que fue para mí. Pero a veces, en una noche con suerte, puedes volarle en la oreja a un político, o a un corrupto, y entonces sientes como que más bien la humanidad debería agradecerte a ti. Es difícil, ¿sabes?, porque a pesar de la ingratitud y los peligros, a mí me gusta picar, sé que en Venezuela no se consiguen medicinas y que la gente se está enfermando por nuestra culpa. Lloré mucho, pero la sangre del gordito en mi panza me alivió. Pero bueno, todos tenemos un rol que cumplir.

C: Para terminar, ¿dónde te ves el día de mañana?

A: Bueno, como te dije, ojalá pueda irme a los Estados Unidos, a rodearme con los insectos más famosos del mundo. No me importa si me llaman pitiyanqui, a nosotros los mosquitos esa clase de vainas nos tiene sin cuidado. Eso sí, espero que cuando me toque picar a la Kardashian, que no lo descarto, no vaya a ser yo el que termine contrayendo alguna enfermedad.

cargando...