Breves Nacionales |

Entrevistamos al billete de 20.000 bolívares

Gracias a otra excelente y mal remunerada labor de nuestro pasante subpagado, el equipo de redacción de El Chigüire Bipolar logró conseguir una entrevista exclusiva con el personaje del momento, el billete de 20.000 bolívares.

La entrevista se llevó a cabo en uno de los múltiples salones de la lujosa quinta del billete de 20.000, ubicada en la exclusiva zona de La Lagunita. Lamentablemente, el billete no dejó que lo miráramos fijamente, así que no logramos comprobar si es cierto que vino con una imagen impresa de Changó.

EL CHIGÜIRE BIPOLAR (ECB): Buenas tardes, señor Billete de Veinte Mil, muchas gracias por regalarnos unos minutos de su valioso tiempo para esta entrevista.

BILLETE DE 20.000 (B20): A ustedes. Y por favor, con decirme “Billete de 20” basta, todos entienden.

ECB: Perfecto, señor Billete de 20. Comencemos con esto saliendo de una duda: ¿es usted pariente del billete de 100?

B20: Somos primos lejanos, pero no me gustaría que se nos comparara. Con él que te puedes comprar, este, qué sé yo… ¿un ida vuelta? En cambio, yo valgo mucho más.

ECB: Ya que menciona su valor… ¿qué se siente ser el billete de más alta denominación del cono monetario?

B20: Es una gran responsabilidad, pero no te voy a negar que se siente increíble, maravilloso, celestial. Me satsiface demasiado saber que yo solito puede ser la quincena de alguien. Es el sueño húmedo de todo billete.

ECB: Entiendo; sin embargo estoy seguro que todo no puede ser de color rosa. ¿Existe algo que no te guste?

B20: La envidia. Eso me enferma. Ahí está el billete de 500, que cuando estábamos en la imprenta se llenaba la boca diciendo que era mi hermano y hoy ni me mira. No entiende mi grandeza, ni mi nuevo estilo de vida, ¡pobre diablo! Como si fuera culpa mía tener más ceros que él.

ECB: ¿A qué estilo de vida se refiere?

B20: Pues a la que me merezco por el ser el billete más grande. No escatimo en gustos ni gastos. Si quiero comer, beber o tener sexo, lo hago cuando quiero y las veces que me de la gana. ¿Sabes por qué? Porque todos me aman, soy la sensación de las carteras y la estrella de las vacas.

ECB: Mmmm, entiendo. ¿Pero está consciente que hay especialistas que aseguran que su valor no es tan alto y que en un par de meses será visto como algo normal y hasta insuficiente?

B20:  ¿Qué especialistas son esos? ¿Tú, sapo?

ECB: No, no, disculpe. Los economistas…

B20: ¡Disculpe un coño! Seguro te mandó alguien de la derecha apátrida fascista julioborguista… Es más, esta entrevista se acabó. Cuento tres y no te veo.

ECB: ¡Igual muchísimos de nosotros no lo vemos a usted tampoco!

Así terminó la entrevista con el billete de 20.000, mientras ordenaba a unos billetes de 2 que escoltaran a nuestro reportero hasta la salida.

cargando...