Breves Nacionales |

Mascotas desempleadas de Kellogg’s consiguen trabajo en lotería de animalitos

Tras la partida de General Mills, Clorox y Chimó el Tigrito, la procesadora Alimentos Kellogg’s sumó su nombre a la ya larga lista de empresas de transnacionales que dicen adiós a Venezuela; sin embargo, el Tigre Tony, Sam el Tucán y las otras mascotas de la compañía continuarán siendo parte de tu vida cotidiana, ya que no les quedó otra opción más que conseguir trabajo en la popular lotería de los animalitos.

Conseguimos una entrevista exclusiva con el Tigre Tony, quien accedió a hablar con nuestro pasante subpagado a cambio de 2 cachitos y un Rikomalt; apenas unas horas después de enterarse que había quedado desempleado: “Coño, yo por un lado me siento bien porque ya conseguí chaaaaamba; pero con este cierre queda un montón de familias guindando y eso no es justo, un montón de compañeros de trabajo quedan en la calle y no hay derecho. Me da mucha tristeza porque el gobierno ha creado todo un ambiente legal donde mantener una empresa abierta es una locura, prácticamente una misión imposible. Más una empresa como esta, de tanta tradición. Ahora salieron dizque a manejarla al estilo socialista. ¡Si la manejan como manejan todo lo que han expropiado, ya te cuento cuando volveremos a comer cereal!” afirmó Tony, no sin antes invitarnos a jugar la Lotería de los Animalitos ‘Lotto Activo Cojedes Inversiones 2018, S.R.L’: “Si ven una agencia de loterías cercana, vayan y saquen el Tigre que hay en ti. Literal, porque si no me botan” finalizó el Tigre Tony mientras nos pedía plata para el pasaje.

El Tucán Sam fue otro de los que cambia de trabajo gracias al cierre de esta empresa: “Nunca creí que me tuviera que ver en esta situación. Y ojo, todos nosotros nos lo veníamos oliendo, ya sabíamos me nos quedaban pocos años en Kellogg’s, teníamos el tiempo contado desde que dejaron de regalar juguetes en la caja, le quitaron la pintura a los empaques y empezaron a echarle papelón en vez de azúcar a las Zucaritas… ¿ah, eso no lo sabían? Pues sépanlo, ya me botaron, ya qué carajo, puedo decirle al mundo lo que hacían en esa empresa. Además la liquidación fue en bolívares, ni siquiera me dejaron unas cajitas de ChocoKrispis” afirmó Sam, quien luego guió con su nariz a varios desempleados hacia otra agencia para que jugaran animalitos.

cargando...