Deportes |

Jugadores de fútbol se sientan en la grama a ver a fanáticos coñaceándose en tribuna

chigui3

Luego de que los dos equipos que saltaron ayer al campo del Estadio Independencia de Nueva Juajuijua se dieran cuenta de que el ruido que hacían los asistentes no era por el partido sino por los enfrentamientos violentos en las gradas, los jugadores interrumpieron el juego y terminaron sentados en la grama viendo el espectáculo que brindaban los hinchas.

— ¿Viste al que desmembraron? —dijo Hernán Varela, atacante del Real Atlético Sinrreal, sentado en el círculo central del estadio.
— No, ¿cuál? ¿A quién? —le respondió Julio Guerra, defensor del Deportivo Malagana, el equipo contrario.
— Al que antes le habían quemado la cara con el soplete. ¿Si viste que le falta un brazo?
— ¡Uy, sí, qué bárbaro! ¿Les cantamos algo?
— Sí, vamos. ‘Fanático de mi corazón / de este equipo negro y rojo / Si salen vivos de aquí / al menos que sea sin ojos’.

Autoridades de la Liga Nacional de Fútbol reconocieron no saber cómo lidiar con este nuevo episodio de violencia, que se suma a la lista de hechos violentos que empañan al fútbol latinoamericano. “Por ahí decían algunos que debíamos interrumpir el juego o suspender al equipo, pero eso nos haría perder dinero, y eso nunca jamás lo haremos. Lo que estamos estudiando en la Federación es cobrarle un poquito más a los familiares de los fanáticos muertos para que retiren sus cadáveres. Eso nos permitiría aumentarnos el sueldo y seguir haciéndonos los locos con los problemas de nuestro fútbol, que al final, no nos importan” confesó el directivo Martín Suárez, mientras se comía una langosta con champaña.

cargando...