País cumple 183 años velando caudillismo

Paez

La tarde del viernes, en una ciudad capital con calles y una economía desierta, Venezuela cumplió 183 años velando-idolatrando-depositando-todas-sus-esperanzas en otro caudillo único e irremplazable que pronto será sustituido por otro caudillo único e irremplazable.

Con consignas de “Líder supremo”, “Cristo de los pobres” y “Comandante infinito”, Venezuela cumplió el año número 183 velando a figuras mesiánicas. Papelillos, banderas, cantos militares, adjetivos cargados de exageraciones y caravanas sirvieron para dar continuidad al legado de adoración desmedida a líderes populares, civiles o militares, que terminan rezagando en una nostalgia que en nada ayudan la superación de la pobreza.

Desde el primer conuco regalado hasta última la lavadora, Venezuela mantiene su obsesión por el caudillo carismático que reparte ofrendas en vez de desarrollar las condiciones para que los mismos ciudadanos puedan conseguir la superación. Cuando desaparece el caudillo de turno, solo pasarán algunos años, diez o cincuenta, para que llegue el siguiente, acompañado del dinero que brota del suelo, para perpetuar el sistema social de dádivas e ignorancia necesaria.

Nota:  Si el artículo estuvo muy serio, acá hay un chiste de militares: El sargento ordena: Fuego a discreción, y discreción murió acribillado

link_funeral_victima_del_hampa

Noticias Recientes

evo

Isla Presidencial: Los Castillos de Arena

ateo

Ateo agradece a Dios en secreto por darle estos días lejos de su oficina de mierda

Montaje

CICPC concluye que crucifixión de Jesús fue un ajuste de cuentas

final

Familia celebra última cena con Harina Pan

Deje un Comentario