Gente |

Familia venezolana se prepara para vacacionar en pasillo de su edificio

Familia2

Un ambiente de gran excitación se vive en el apartamento 4-D del edificio San Judas Tadeo, situado en Montalbán, Caracas; y es que faltan muy pocos días para que la familia Andrade comience a pasar sus vacaciones escolares en el pasillo de su propio edificio, que fue lo único que pudieron cuadrar dado el alto precio de la vida en nuestro país.

“Ya tenemos la agenda lista: de 9 a 10 agarramos sol, que es la única hora que pega el sol por la ventana del pasillo”

–Luis Emilio Andrade

“Nosotros antes nos dábamos la buena vida, íbamos a unos sitios carísimos, como Panamá o Higuerote. Pero este año decidimos arroparnos hasta donde nos llegue la cobija y vamos a pasarnos una semanita aquí, en los escalones del pasillo. Ya tenemos lista la cava, una bolsa de sanduchitos con chisgüís, diablitos y una bolsa con ropita de playa; un hermano mío me ofreció una piscinita inflable, y eso está bien chévere porque como tiene rato saliendo agua bien marrón de los grifos nos podemos hacer de la idea que estamos en el Litoral Central. Bueno, si es que llega el agua” afirmó Luis Emilio Andrade, padre de la familia quien admitió que solo espera que los otros vecinos no le copien el plan: “¡Qué ladilla pasar unas vacaciones amuñuñados!” dijo mientras improvisaba una carpa amarrando una sábana de Star Wars entre la ventana del pasillo y un matero con un helecho seco.

El señor Andrade continuó haciendo un repaso por sus planes vacacionales: “Ya tenemos la agenda lista: de 9 a 10 agarramos sol, que es la única hora que pega el sol por la ventana del pasillo. Para que los chamos no se aburran, los vamos a lanzar por la escalera, montados en una gavera de cerveza, que si le meten un pelo de imaginación es casi casi como ir a los parques de Orlando. Y por las noches nos tomaremos un vino Pasita, mientras hacemos una parrillita. Ya le pedí permiso al condominio para usar de parrillera la rejita que pusieron para que no se robaran las luces de emergencia; total, ya la luz se la robaron, así que me dijeron que no hay problema” afirmó el señor Luis Emilio, mientras trataba de imaginarse cómo Diosdado y su familia pasarán las vacaciones escolares para no sentirse tan mal.

 

cargando...