Nacionales |

Se va la luz y Chávez tropieza con maqueta

De acuerdo con nuestros informantes secretos del Palacio de Miraflores, la lesión de la rodilla del presidente Chávez, que mantiene en vilo a todo el país, al socialismo, al ecosistema y al planeta entero, se habría causado por un tropezón que tuvo el mandatario contra una maqueta, durante los apagones del día de hoy.

Uno de sus edecanes nos habría confirmado, por supuesto bajo el más estricto anonimato, que fue una de las maquetas que empleó en sus últimas cadenas, dejada sin querer en uno de los pasillos del palacio, la que ocasionó el tropiezo presidencial. “Como es su costumbre, el comandante presidente estaba haciendo a última hora su maleta, porque estaba ido pa’ Brasil” nos afirmó el edecán, mientras trataba de no reírse al recordar la escena. “En eso se dio cuenta que no había metido en la maleta su cobijita, y el comandante presidente no se monta en ese avión si no tiene su cobijita. Yo no sé si es una maña de carajito o es que la fulana cobija es antibalas, pero el hecho es que no la tenía en su closet. ‘Déjame ir a buscarla al lavandero, seguro está allá. La última vez se la presté a Evo y me la dejó hedionda a llama. Mientras tanto, mete los regalitos para Dilma en la maleta, ya yo vengo, muchacho’ me dijo el comandante presidente. En eso, cuando ya estaba metiendo el último paquetico, se fue la luz. Y eso fue yéndose la luz y sonando el trancazo, ¡cataplúm!” dijo el edecán, al tiempo que preguntaba a uno de sus colegas si sabía como subir un videíto a Youtube.

La reacción del Presidente fue, por supuesto, de pronóstico reservado. Nuestro pasante subpagado consiguió el referido video en Youtube, y por eso pudimos escuchar las palabras del primer mandatario, que traemos en exclusiva para ustedes. “Pero bueno, Dios mío, ¿que sitios son estos de dejar una maqueta, eh? ¡Pero bueno Infante, Rojitas, ayúdenme coño, no se rían! ¿Qué habrá pasado? ¿Se habrá caído la cuchilla? ¿Por ahí no había una linterna? ¡Hace poquito, hace nadita vi una linterna por ahí! ¡Siempre les digo que la dejen en un solo sitio!” fueron algunas de las frases que se escuchaban, con la voz del presidente, en medio de la oscuridad palaciega.

Después de que alguna alma caritativa ayudara a levantarse al Presidente, alguien llegó con una vela encendida. Gracias a esto, pudimos ver en el video la adolorida cara del presidente, mientras se masajeaba la Primera Rodilla de la Nación: “Oye camarada, ¡aquí lo que me va a salir es tremendo tuyuyo, mi hermano! ¡Infante, pásame el Dencorub! ¡Oye vale, mira ese bulto! ¡Así no voy a poder ponerme un shortcito allá en Brasil, vamos a tener que llamar a Dilma y cancelar ese viaje, porque yo no me pelo esas playas, ¿oíste Nicolás? Llámame allí a Dilma y dile que lo dejemos para después. Si te pregunta por la plata, dile que se la mando por Domesa” dijo el presidente, visiblemente adolorido pero sin perder su chispa y buen humor.

cargando...