Destacada destacadas home Gente |

Señor gritando en el tráfico se convierte en obra más elevada de planificación urbanística

Carlos

Un inesperado evento, ocurrido hoy en la mañana en el cruce entre la avenida Francisco de Miranda y la Luis Roche, se convirtió sin querer en una de las obras más puras y refinadas de la planificación urbanística venezolana. Todo ocurrió cuando el señor Jairo Méndez sacó medio cuerpo por la ventana de su Fairlane 500 y le gritó “¡múevela, maldito coño ‘e tu pepa!” al conductor anónimo de una camionetica por puesto que le trancó el paso, lo que le hizo perder la luz roja.

De inmediato fotógrafos hicieron acto de presencia, y lo lento del tráfico permitió incluso que las autoridades armaran una tarima y lanzaran papelillos sobre el confundido señor Méndez. Leopoldo Provenzali, secretario de Planificación Urbana de la Alcaldía de Chacao y uno de los funcionarios públicos con menos trabajo en la actualidad, explicó que no existe un plan urbanístico en la ciudad de Caracas desde el plan Rotival, que se formuló en 1939. “En pocas palabras, ya vamos para ochenta años durante los cuales acá cada quién hace lo que le da la gana. Cada municipio, cada Gobierno que pasa, cambia las cosas y no se puede trabajar. Por eso, el señor Jairo Méndez, con su gritería mientras trataba de pasar en un semáforo que está programado para el volumen de tráfico de 1976, se convirtió en la obra más importante de planificación urbanística de toda Caracas, un verdadero homenaje viviente. Hace un año, pensamos que este homenaje era el mismo charco que se forma año tras año, desde 1982, debajo del puente de Plaza Venezuela, pero esto se pasó. El grito de este señor es algo único, excelso. Algo que solo se ve muy de vez en cuando. Aunque no podemos olvidar a la cola en la autopista Francisco Fajardo causada por los camiones del resto del país que deberían bordear la capital para llegar a oriente por una Circunvalación que jamás existirá” comentó Provenzali, quien no paró de reír al recordar que alguna vez alguien tuvo el tupé de diseñar un plan para una autopista desde Plaza las Américas hasta La Bandera.

“¡A mí no me vean! ¡Esto es culpa de la cuarta, de los cipayos lacayos apátridas!” sentenció Juan de Jesús García Toussantt, Ministro de Transporte Terrestre. “La falta de infraestructura de este país es una larga historia. Son años y años de proyectos perdidos, de megaestructuras que se cotizan, se cobran y no se hacen. El grito de este señor es simplemente la herencia de una larga tradición republicana de obras provisionales, de presupuestos inflados y de anarquía urbana total. Te cuento, hasta en el 2006, se tenía un plan para un segundo piso de la Autopista Prados del Este. ¡Hace ya 7 años! ¡Cómo pasa el tiempo! ¡Maldita Cuarta República!” confirmó García Toussantt, mientras firmaba su visto bueno para construir un megabloque de 2000 apartamentos en una calle ciega.

cargando...