Breves Sucesos |

Autobús quita parte de atrás para que pasajeros se lancen al ver subir a tipo raro

Una película de terror viven los ciudadanos que a diario se montan en autobuses y unidades colectivas cuando aparecen los pedigüeños que dicen que salieron de la cárcel, que venden caramelos o simplemente robar sin mediar palabra. Es por eso que para evitar este tipo de situaciones, el Sr. Wilmer Castillo, quitó la parte de atrás de su autobús para que pasajeros se lancen al ver subir cualquier persona sospechosa.

El joven Joaquín Díaz frecuente usuario de autobuses comentó: “Este autobús está diseñado de acuerdo a la necesidad de uno, pues. El diseño está hecho para que cualquiera que vea a algún tipo raro pueda salir pira’o por la parte de atrás. Ya basta de que se monte cualquier a mostrar sus cicatrices y pedir con psicoterror, vender jugo de patilla o peor aún, barrilete de menta, nadie compra el barrilete de menta. Es obvio que se montó en el bus a robar. Por eso agradezco el nuevo diseño del Señor Wilmer, en verdad una solución” comentó el joven Joaquín mientras se lanzaba del autobús porque se montó un señor que supuestamente le mataron al primo y está recolectando dinero para pagar el funeral.

cargando...