Nacionales |

Julio Borges jura que más nunca va a la playa con Yon Goicochea


Las aspiraciones políticas de Yon Goicochea podrían haber sufrido un nuevo -y quizás definitivo- revés, luego que el coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges juró más nunca volver a la playa con el dirigente estudiantil: “No es por echarle paja, pero ahorita en Carnaval lo invité a mi casa en Morrocoy, supuestamente para limar asperezas, y la vaina fue un desastre”. Problemas con el presupuesto, la selección de la música en el ipod y la distribución de los cuartos fueron algunos de los principales puntos de discordia.

En una rueda de prensa, el directivo de la tolda justiciera reveló los secretos del Carnaval: “Cuadramos que eran 450 mil por cabeza para las compras. Primer error. Ahí mismo Yon empezó a chillar, que si coño, que 450 era mucho y ese tipo de vainas que cortan la nota. Al final dijo que él tenía sólo 200. Ojo, no es que esté diciendo que Yon sea pichirre ni nada, pero el pana sólo puso 200 mil. De pana a mí no me importa financiarle la pea, porque coño, es un estudiante, todo el que pasó por una universidad sabe que los estudiantes siempre andan medio cortos… lo que me chocó fue que después lo ves comprando tablita de anime y brindándole empanadas a unas chamas en la playa”.

Los resquemores entre ambos dirigentes políticos parecen haber alcanzado un punto insostenible cuando Yon se rehusó a cargar la cava en la playa. De acuerdo a Borges, “esa fue solamente la guinda, pero de pana ese día Yon andaba inmamable. Dijo que no iba a tomar cerveza, con el cuento de que no había puesto plata, y se tomó como 12. De las soleras, además. Porque pendejo no es. Después caminó con los pies llenos de arena arriba de la toalla de Liliana Hernández y le tumbó el castillo de arena a los carajitos. Con esa actitud, ni primarias ni consenso. Ese pana se va a quedar más sólo que la una”.

Al ser consultado al respecto, Goicochea dijo que reconocía que podía haberse excedido un poco, pero afirmó en su defensa que Borges ya lo tenía al borde: “Pidió 450 mil, pero el mercado lo hace en el Rey David, de bolas que la plata no alcanza. Después, yo sé que es su casa, pero Julio es el propio dictador con el iPod. Ya, chamo, ¡qué ladilla con Soda Stereo! Puso “Hombre al Agua” por lo menos 30 veces. Hasta para ir al baño, se sentaba en el trono y la cantaba. ¿Y Fito? ¡Sáaaaacamelooo! Y no dejaba que uno cambiara la canción… Nada más por eso fue que me limpié las manos llenas de tostitos en el chinchorro. Sabía que se iba a arrechar. Pero de pana ya me tiene hasta la coronilla. Y eso sin contar lo del cuarto, supuestamente yo iba a tener mi propia habitación, eso fue lo que acordamos ¡y al final el desgraciado ese me puso a dormir con el cuñado!” Comentó un iracundo Goicochea.

Para finalizar el directivo de la tolda justiciera afirmó: “Por ahí me llamó su gente, preguntándome si se podía anotarlos en el plan del 1ro. de mayo. ¡Qué pana más desubicado!”.

cargando...