Top |

TOP 10: Cosas que reactivarían la economía

TOP10

Ante las recientes reflexiones de Merentes sobre la falta de medidas económicas efectivas en el país, preparamos una lista de sugerencias que reactivarían la economía de Venezuela.

– Mudarnos de país todos: Si  el gobierno utiliza algunos petrodólares para regalar pasajes de avión a todos los ciudadanos, el país quedará vacío y, por lo tanto, los problemas económicos llegarían a su fin. El desempleo de los venezolanos o la poca preparación del capital humano pasarían a ser responsabilidad de otros Estados, no de Venezuela.

– Cobrar impuesto sobre las matracas policiales: Los policías tendrán que pagar un impuesto por cada persona a la que matraqueen, eso permitirá al Estado subsidiar alimentos básicos para los más necesitados.

– Colocar patrocinantes en los símbolos patrios: Sifrinitas, Empresas Polar, Tío Rico… cualquier marca podrá publicitar su marca en los libros de historia de bachillerato, sedes de organismos públicos y en las astas de los edificios residenciales en días feriados. Quizás hasta se puedan inventar nuevos símbolos patrios, como el carro oficial de Venezuela, para conseguir más financiamiento.

– Crear más conflictos en el medio oriente para que el petróleo suba de precio: Apostarle a los conflictos de esos países que nos hacen la competencia en el mercado del crudo siempre es beneficioso, además en las guerras los países poderosos necesitan más gasolina para matar civiles y niños, haciendo que  la demanda incremente.

– Que Chino y Nacho nos presten algo de dinero: Todos hemos visto esos videos musicales y sabemos que les sobra platica, así que en vez de endeudarnos con otros países o fondos monetarios, podríamos pedirles que nos den alguito mientras tanto.

– Reemplazar el pollo con venta de carne de palomas: Para evitar importar pollo, el Estado podría iniciar la industria palomera con las palomas gordas de las plazas Bolívar de todo el país. El sabor sería un poco distinto a lo acostumbrado, pero en una empanada frita nadie notaría la diferencia.

– Vender la virginidad de las jóvenes que aún la tengan por Internet: No es explotación sexual si lo hace el Estado… o capaz sí. Pero todos hemos leído las noticias sobre las subastas de virginidad y están claros que podrían ayudarnos a pagar la deuda externa.

– Armar una industria de panderetas a base de chapitas de cerveza: Ya que el hobby del venezolano es la cerveza, se podría crear una industria de panderetas utilizando las chapas residuales de las bebidas clavándolas en palitos.

– Vender unas torticas caseras: Si la cosa está apretada, hay que rebuscarse. Viandas con tortas caseras serían enviadas a los encuentros internacionales en los que participe Venezuela para que los diplomáticos aprovechen la ocasión de hacer dinero extra para el país.

– Legalizar la compra y venta de divisas libremente, garantizar seguridad jurídica para inversionistas, bajar los impuestos y eliminar controles de precios que distorsionan el mercado: Pero mejor no, porque eso suena como que es complicado y nos va a sacar del hoyo de perdición en el que estamos.

relacionadamaduro

cargando...