Política |

Funcionario importa con sobreprecio máquina que detecta corrupción

corrupto

Howard Gómez, un inversionista venezolano, fue autorizado por el gobierno nacional -luego de una serie de trucos, sobornos y malversaciones- para importar una moderna máquina que detecta actos de corrupción.

“No he cuadrado con el ministro, pero le daré el 30 o 40% de lo que haga con la máquina que vendí a 400% de sobreprecio, con dólares de CADIVI. La corrupción está rampante en este país”

— Howard Gómez

El inversionista Gómez, especializado en doble facturación y pago de comisiones, asegura que la máquina destapará muchas ollas de corrupción en el país. “Pasé penurias como nunca para que me dieran la licitación. Tuve que bajarme de la mula con el parquero para poder entrar al ministerio, luego le di propina a un mesonero para que me sacara rápido el café, y le pagué a la ascensorista para que marcara el piso del ministro. Con él todavía no he cuadrado, pero seguro le daré el 30 o 40% de lo que haga con la máquina que vendí a 400% de sobreprecio, con dólares de CADIVI, todo cuadrado con el proveedor en Bélgica. La corrupción está rampante en este país” asegura Gómez, quien también llegó a un acuerdo con un notario público para forjar documentos de importación.

Pero la historia de Gómez no termina allí “Cuando llegó la máquina tuve que darle alguito al agente aduanero y a unos guardias fastidiosos para que me dejaran sacarla en dos meses. Después me paró un policía y como mi certificado médico está vencido tuve que darle para los refrescos. De verdad que la corrupción es implacable, por eso con esta máquina eso se acabará. A menos que, bueno, tu sabes, me den alguito y dejemos eso así.”

cargando...