Breves Gente |

«Ya no nos pueden quitar más nada» dice venezolano antes de que le quiten un riñón

Venezuela ha probado una y otra vez ser un país donde siempre, siempre se puede estar peor. El día de hoy en la ciudad de Caracas, el joven Ricardo Núñez pudo ser testigo en carne y hueso de la certeza de esta frase, pues al pensar que ya no le podrían quitar más nada, luego de haber perdido todos los servicios básicos y productos de la cesta básica, el gobierno le extirpó su único riñón bueno.

“¡Maldita sea, vale! ¡No puede ser! Siempre pensé que nos podían quitar la luz porque, bueno, nos la ponen un día no y el otro tampoco, ya me da miedo que venga el próximo apagón nacional y uno perdérselo por estar metido en algún otro apagón menor. ¿El agua? También, la limitan bastante; por ejemplo hoy estaba bañándome por primera vez en los últimos 5 días y cuando me empecé a exfoliar la cara con jabón para el cuerpo, me quitaron el agua por séptima vez en la hora. Nunca pensamos que nos quitarían la gasolina, al fin y al cabo esto es Venezuela; pero ya usted ve como estamos. Mi novia se fue con otro, el día después que me robaron el teléfono, que lo dejé dentro del carro, que también me lo quitaron. Y encima justo hoy, de todos los días, el mismísimo día de mi cumpleaños, cuando estoy llorando desolado por no poder hacer nada, enfrentándome a la realidad de estar solo, salgo yo de bolsa a dizque gritar “¡Ya no nos pueden quitar más nada!’ Y VIENEN HASTA MI CASA Y ME QUITAN EL RIÑÓN QUE ME QUEDABA BUENO, COÑOOOO. No se podían llevar el otro, por supuesto que no; tenía que ser el bueno. Ahora quedo yo con este que no sirve para nada” afirmó el joven Núñez, segundos antes que nuestro pasante le quitara su bolígrafo.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.