Política Top |

7 razones por las que Maduro NO es un burro

La semana pasada, un par de bomberos adscritos a la gobernación del estado Mérida hicieron un video  en donde comparaban al encargado de llenar de arequipe los documentos presidenciales, Nicolás Maduro, con un burro. Estas acciones causaron que los dos salvadores de gatos en árboles fueron detenidos por presunta instigación al odio, o como se le conoce también “No aguantar un chistecito que seguramente nació como consecuencia de años de decisiones erróneas en el poder”.

En la sala de redacción de El Chigüire Bipolar siempre condenaremos cualquier acción que vaya en contra de la libertad de expresión —a menos que sea a nuestro pasante—; sin embargo esta vez estamos de acuerdo con el Gobierno, en que nuestro máximo mandatario y un burro no tienen parecido alguno. Por eso decidimos traerles a ustedes las 7 razones por las que podemos asegurar que Maduro NO es un burro.

Los burros no reconocen la música, por eso se les hace imposible bailar salsa, mientras tú recorres cientos de farmacias para igual no conseguir el medicamento que necesitas.

Los burros no se la pasan culpando al imperio por sus desgracias.

Los burros son animales de carga. En todo el mundo son conocidos por su disposición y resistencia. Maduro viene de ser líder sindical, estos son ampliamente conocidos por meter reposos para no ir trabajar.

Los burros se alimentan de paja, Maduro solo habla.

Los burros jamás le pedirían ni un bolívar prestado a China, ni a nadie, porque ellos no necesitan que un excéntrico chef les cobre 120$ por echarle sal a un solo plato. De hecho, los burros con su paja y un poquito de agua tienen.

Los burros pueden cargar hasta 5 veces su propio peso, para Maduro cargar 5 veces su peso significaría morir aplastado.

Los burros tienen muchos amigos tiernos que oyen Maluma. Maduro, en cambio, solo se le ve con gobernantes que oprimen y torturan a sus propios pueblos.

 

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.