Breves Política |

Policía que pasa al retiro se niega a entregar su guillotina de reglamento

Tras 35 años de servicio, Alejandro López, agente de la Policía Metropolitana de Bogotá, dejó atrás su placa y su uniforme para jubilarse con honores y aplausos de esta institución policial. Sin embargo, cuando sus superiores le pidieron entregar su guillotina de reglamento, el oficial se negó, por el valor sentimental que para él tiene su instrumento de tortura. 

López, quien también se rehusó a entregar su látigo de cuero y esposas de peluche, ofreció declaraciones sobre su retiro del cuerpo policial entrenado por mafiosos de Europa del Este: “Qué pesar, después de tantos años con mi guillotina de reglamento me da una tristeza dejarla. Me da mucha pena con usted, jefe, pero quisiera quedarme con ella. No sé, llámeme sentimental; pero después de tantos años de golpear, de ahorcar de manera no sexual a personas y de abusar, aquí me tiene usted, melancólico. Sé que como policía debería estar cumpliendo los protocolos para no tratar mal a las personas que deben ser detenidas, pero ay, ¡es más divertido pegarles! Así que jefe, no espere que le devuelva la guillotina de reglamento porque no estoy preparado. Lo siento”, afirmó López, quien aseguró que tampoco devolverá su potro de tortura medieval de reglamento.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.