Descubren fosa común con restos de más de cien ceros en bóveda del BCV

Nacionales

Descubren fosa común con restos de más de cien ceros en bóveda del BCV

Ver a una bóveda abierta con la puerta de par en par nos indica que desde hace años ya nadie vigilaba el lugar. El sitio, frío, gris y con eco, está vacío. No hay un vigilante por ningún lado. A muchos no les extraña que en una bóveda hayan paleros haciendo sus rituales, para hacer la misma magia negra que mató a Voldemort, o señoras de El Cafetal persignándose y musitando oraciones a la Rosa Mística y a Leopoldo López. Justo detrás de la puerta blindada, una montañita de bonos viejos de CANTV, pupú de perro y tinoquitos señala el lugar del macabro hallazgo. Esto es lo que pudimos ver en la bóveda central del Banco Central de Venezuela, donde la mañana del 5 de agosto una misión de las Naciones Unidas, encargada de velar por los derechos humanos de los números, anunció el hallazgo de una fosa común llena de ceros.

Un cero, que se presentó a sí mismo como víctima y sobreviviente de lo que no dudó en calificar como cerocidio, conversó con nosotros sobre este terrible descubrimiento, que logró convulsionar a la Venezuela de estos últimos años del chavismo, tan acostumbrados a los escándalos que ya nada nos sorprende:“Venezuela es un país difícil para nosotros los ceros. Confieso que tenemos miedo. Esto es una masacre. Desde hace años el Banco Central de Venezuela (BCV) ya nos había declarado la guerra a los ceros, desde el preciso momento en que las personas sustituyeron pagar en bolívares para pagar con culo. Hemos sufrido demasiado en este conflicto que tiene más de 2 décadas, hemos visto con terror a algunos de los mejores ceros de nuestra clase desaparecer de repente. Los más optimistas pensábamos que se habían ido a Estados Unidos por la trocha; otros temíamos lo peor, y ahora esta fosa común nos da la razón. Los culpables son los del BCV, esos desgraciados, hicieron lo que quisieron con nosotros, nos pusieron en billetes sin tinta, al lado de imágenes de santería, al lado de representaciones de toninas que se intoxicaron en el arco minero. Pido a las autoridades internacionales que estén alerta, no nos den la espalda, esto pasa cada cierto tiempo y por la inflación seguirá ocurriendo, habrá masacre de ceros de nuevo quizás en 3 meses, en 6 meses. Nuestra sangre estará en sus manos” afirmó este cero, que pidió que mantuviéramos su valor en anonimato.

PUBLICIDAD